• El Salvador |
  • |
  • |
  • EFE

El Gobierno de El Salvador trasladó este jueves a 31 pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS13) y uno del Barrio 18, involucrados en una reciente ola de asesinatos de policías, a una prisión de máxima seguridad donde estarán "totalmente incomunicados".

El director de la Policía, Howard Cotto, explicó a la prensa que 24 de los 31 miembros de la MS13 son cabecillas que "han tenido un rango de conducción y participación enfocada en ordenar los recientes asesinatos de compañeros policías".

Detenidas 8 personas en El Salvador por causar desplazamiento y otros delitos

Señaló que entre los trasladados de prisiones regulares a la cárcel de máxima seguridad está Hugo Armando Quintero, quien ordenaba "acciones para matar a policías" desde un centro penal en el que se encontraba recluido.

La pandilla MS13 encabezó una "acción deliberada" de subir la cifra de asesinatos con las muertes de policías, miembros y colaboradores disidentes o de bandas contrarias, situación que generó un incremento del 5,5 por ciento en los homicidios en los primeros 20 días del año.

Además, nombró a Cristian Alexander García, Jose David Hernández, Moisés Prado y Douglas Pineda, quienes "tenían dominadas" diferentes zonas de los departamentos de San Salvador, San Miguel y La Libertad.

El director de la Policía también mencionó a los pandilleros Ronald Isaías Valencia Aguilar, Emerson Pérez y José Roberto Pérez Carias, acusados de asesinar en 2017 a un custodio de centros penales identificados como Mario David Carpio Rosales. Por su parte, el director de la Dirección General de Centros Penales (DGCP), Marco Tulio Lima, explicó que los detenidos estarán en celdas individuales "donde habrá un control total de su movilización" y estarán "incomunicados".

Octogenaria y 53 personas más detenidas en El Salvador por varios delitos

Apuntó que los pandilleros "no tendrán acceso a visitas familiares, ni a visita íntima" e indicó que "solo tendrán derecho a la visita profesional (la de un abogado), la cual será controlada".

La pandilla MS13 encabezó una "acción deliberada" de subir la cifra de asesinatos con las muertes de policías, miembros y colaboradores disidentes o de bandas contrarias, situación que generó un incremento del 5,5 por ciento en los homicidios en los primeros 20 días del año.

Los 32 miembros de grupos criminales estaban recluidos en diferentes calabozos del país y fueron enviados al Centro Penal de Máxima Seguridad, ubicado en la localidad de Zacatecoluca (este).

La pandilla MS13 encabezó una "acción deliberada" de subir la cifra de asesinatos con las muertes de policías, miembros y colaboradores disidentes o de bandas contrarias, situación que generó un incremento del 5,5 por ciento en los homicidios en los primeros 20 días del año. Estos hechos llevaron al Gobierno a suspender las licencias a los policías para incrementar los operativos en las comunidades con presencia de pandillas.

Detenidos 64 pandilleros salvadoreños en redada por masacres y desapariciones

El Ejecutivo responsabiliza a las "maras" de los altos índices de homicidios, de entre 103 y 50,3 por cada 100.000 habitantes entre 2015 y 2018, cifras que ponen a la nación centroamericana como uno de los países más violentos del mundo. Las pandillas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro administraciones.