•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un tribunal de sentencia de Tegucigalpa condenó este miércoles a 16 años de cárcel a tres exfuncionarios implicados en un millonario desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), descubierto en 2013 y por el que guardan prisión otros acusados.

La nueva sentencia es para Mario Zelaya, exdirector del IHSS y los exviceministros de Salud Javier Rodolfo Pastor y de Trabajo Carlos Montes, indicó el portavoz del Ministerio Público, Carlos Morazán.

La condena a cada uno de los acusados es de quince años por el delito de "lavado de activos" y uno por "cohecho pasivo impropio", añadió el informante.

Señaló además que "dicho caso simboliza para el Ministerio Público, el primer fallo condenatorio que se dictó por lavado de dinero producto de la corrupción, lo que marca en la historia de Honduras un antes y un después en el modelo de investigación y persecución penal estratégica en delitos de alto impacto social".

Según el expediente del caso, conocido como "Coimas a viceministros", Pastor y Montes recibieron alrededor de 51 millones de lempiras (dos millones de dólares) por agilizar pagos de contratos suscritos entre empresas privadas y el Seguro Social, desde 2011, mediante gestiones hechas por Mario Zelaya.

En el caso de Mario Zelaya, recibió 2,1 millones a través de pagos a varias empresas de servicios involucradas en el millonario desfalco al Seguro Social.

En el escándalo del Seguro Social están implicados exfuncionarios, políticos, empresarios, periodistas y exmodelos de belleza.

En diciembre de 2016 Mario Zelaya también fue condenado a doce años de cárcel por "tenencia ilegal de armas", como parte de al menos ocho delitos que le imputan.

Entre otros delitos cometidos en el Seguro Social figuran compras amañadas de boletos aéreos para viajar a Estados Unidos por un programa de cobertura que permitiría a los hondureños que viven en ese país que sus familiares en Honduras pudieran recibir asistencia médica en la institución.

El caso del Seguro Social, que salpica a tres gobiernos, es uno de doce que investigan las autoridades de Honduras y por el que han sido acusadas más de 40 personas, incluido Mario Zelaya, su último director, quien está en prisión en Tegucigalpa junto con los dos exviceministros y otras cinco personas.