•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El expresidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, decidió este jueves apartarse de las actividades del Partido Liberación Nacional (PLN), hasta que no se esclarezca una denuncia de violación sexual en su contra. La Secretaría del PLN, con el que Arias llegó al poder en los periodos 1986-1990 y 2006-2010, indicó en un comunicado que dio espacio al expresidente para que se comunicara con el partido y que al hacerlo este jueves, decidió que se aparta de la agrupación.

"El expresidente Arias ha comunicado a esta Secretaría que se apartará del partido y se abstendrá de participar en el directorio Político Nacional, mientras no se aclare definitivamente su situación jurídica", indica un comunicado del PLN. El presidente electo del PLN, Guillermo Constela, dijo en un vídeo en sus redes sociales que conversó con Arias para "sugerirle que se retirara temporalmente del partido mientras asume su defensa ante las dolorosas acusaciones por acoso sexual".

"Mi recomendación sincera a don Óscar es que debe dar un paso al lado", añadió Constenla. Arias fue denunciado ante la Fiscalía el pasado lunes por una supuesta violación sexual en perjuicio de una médica activista por el desarme nuclear, caso revelado el martes por el Semanario Universidad. La violación sexual habría sido cometida en diciembre de 2014, durante una reunión en la que ella buscaba apoyo para su causa antinuclear. La identidad de esta mujer no trascendió inicialmente, pero los medios ya la han identificado como Alexandra Arce von Herold, hija de una exdiputada del PLN.

Después de esta denuncia, aparecieron dos testimonios más las periodistas Nono Antillón y Emma Daly, quienes aseguran que Arias cometió abusos sexuales contra ellas en los años 1986 y 1990, respectivamente. Los medios costarricenses también han dado cuenta este jueves de dos testimonios más de mujeres que dicen haber sufrido hostigamiento sexual por parte del Nobel de la Paz. Se trata de Marta Araya, editora del libro de Arias "Con velas, timón y brújula", quien asegura que en el 2012 el político la hostigó ofreciéndole masajes.

La otra denunciante es la periodista de la revista costarricense Perfil, Mónica Morales, quien publicó el miércoles en su medio que el exmandatario la hizo pasar "un momento incómodo" durante una entrevista en el 2013. "Al finalizar la entrevista se desplazó a su escritorio para buscar algunas fotos en su computadora. Allí me insinuó (con un gesto) que me sentara sobre su pierna para que pudiera ver en la pantalla.

No sé qué cara hice pero recuerdo que me mencionó que su esposa no se iba a enojar", relató la comunicadora. Arias, de 78 años, se ha limitado hasta ahora a enviar, el martes a través de su equipo legal, un comunicado rechazando los cargos que presentó la médica y anunciando que no se referirá más al asunto. Sobre las otras denuncias no se ha pronunciado hasta el momento