•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El futuro gobierno del presidente electo, Nayib Bukele, en El Salvador tendrá una política exterior cercana a Estados Unidos, donde viven 2.5 millones de salvadoreños y tomará distancia de Nicaragua y Venezuela, señalaron miembros de su partido.

"¿Qué pasa con las relaciones con Nicaragua, con Venezuela? Nosotros creemos en la autodeterminación de los pueblos, lo que no toleramos es el irrespeto a los derechos humanos, la represión", dijo al Canal 21, Federico Anliker, secretario general del partido Nuevas Ideas, creado por Bukele.

Para Anliker, el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega ha sido "tapadera de corruptos" por otorgar asilo al expresidente salvadoreño Mauricio Funes.

Funes, quien gobernó entre 2009 y 2014, tiene varios procesos penales abiertos en su contra, en su mayoría por corrupción.

"Nosotros no podemos estar del lado de las dictaduras, tenemos que estar del lado de la gente, de los derechos humanos", agregó en la misma televisora Mario Durán, también miembro de Nuevas Ideas.

De ser así, el gobierno de Bukele dará un giro a las relaciones que ha mantenido el saliente gobierno izquierdista del presidente Salvador Sánchez Cerén, que ha mantenido una postura amistosa y de apoyo a los gobiernos nicaragüense y venezolano.

Relación con EE. UU. Es prioridad

Durán, secretario de Asuntos Legislativos de Nuevas Ideas, mencionó que para el futuro gobierno las relaciones con Estados Unidos se plantea como una "prioridad".

Recientemente, Bukele sostuvo una reunión de más de tres horas con la embajadora estadounidense en San Salvador, Jean Manes, con quien conversó sobre la relación que tendrán ambos gobiernos y el fortalecimiento del apoyo norteamericano.