•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tras la primera acusación por una presunta violación sexual en contra del expresidente y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, que desató la semana pasada en Costa Rica una ola de denuncias de abusos y hostigamientos contra uno de los políticos más poderosos y reconocidos de ese país, en las redes sociales ha surgido una interrogante: ¿Podrían quitarle el Nobel de la Paz a Óscar Arias?

De acuerdo con el reglamento del premio, ningún galardonado puede ser despojado del mismo debido a que los premios Nobel en cualquiera de sus categorías “reconoce los logros históricos de una persona hasta el momento en que lo recibe”.

Alexandra Arce von Herold, médica y activista por el desarme nuclear, es quien interpuso ante la Fiscalía de Costa Rica la primera denuncia contra Arias, el pasado lunes.

Yazmín Morales, ex Miss Costa Rica 1994, quien denunció a Arias / EFEDe acuerdo con su testimonio, la violación sexual ocurrió en 2014 en la casa del político, cuando ella buscaba apoyo para la causa contra las armas nucleares.

En una entrevista exclusiva con la reconocida periodista costarricense, Amelia Rueda, Olav Njølstad, director del Instituto Nobel de Noruega y secretario del Comité del Premio Nobel de la Paz, manifestó que retirar el galardón que el expresidente Óscar Arias recibió en 1987 “no es una opción”.

Olav Njølstad explicó a Rueda que aunque ya se han presentado en anteriores ocasiones polémicas en las que también se ha planteado si es posible retirar los premios a las personalidades involucradas en temas controversiales, en ninguno de los casos anteriores han estado relacionados con acusaciones de índole sexual.

“Se han dado otros casos controversiales y nunca se ha quitado el premio”, aclaró Njølstad.

La periodista costarricense consultó a Olav Njølstad sobre si el Comité del Premio Nobel de la Paz estaba al tanto de las denuncias en contra de Óscar Arias y este aseguró que el tema sería abordado en su próxima reunión ordinaria, en la cual se espera emitan un comunicado.

El funcionario no bridó fecha del posible encuentro.

Las denuncias contra Arias

Tras conocerse la primera denuncia, han aparecido al menos 10 testimonios más de mujeres que dicen haber sido víctimas de abusos sexuales y hostigamiento por parte de Arias, pero solo dos acusaciones han sido interpuestas ante la Fiscalía: la de la doctora y la de miss Costa Rica 1994, Yasmín Morales.

En su relato, la miss cuenta que Arias la invitó a su casa en 2015 para regalarle un libro y en el sitio la tomó de la cabeza, la acercó a su cuerpo, le tocó los senos y le dio un beso en contra de su voluntad.

Las periodistas Nono Antillón y Emma Daly también aseguran que Arias cometió abusos sexuales contra ellas, en 1986 y 1990, respectivamente.

También ha publicado su testimonio Marta Araya, editora del libro de Arias "Con velas, timón y brújula", quien asegura que en 2012 el político la hostigó ofreciéndole masajes.

Por su parte, el expresidente costarricense acudió el 13 de febrero a la Fiscalía, a declarar por dos denuncias por delitos sexuales en su contra.

Arias no dio declaraciones al salir de la Fiscalía, por orientación de sus abogados.

"Durante los últimos 50 años yo siempre he contestado preguntas sobre cualquier tema y hemos tenido una relación cordial con los periodistas, pero en esta oportunidad mi abogado defensor me ha pedido que lo más conveniente, en vista de que están los dos casos en la fiscalía, es que no me refiera a ellos", dijo Arias tras declarar.

“La vergüenza” del Nobel de la Paz

Pero el escándalo que cobija a Arias no es el único para los premios Nobel de la Paz.

En 2017 la Organización Islámica Educativa, Científica y Cultural (Oiecc) solicitó al Comité Noruego retirar el premio Nobel de la paz entregado a Aung San Suu Kyien en 1991.

La disidente y Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi / Archivo La razón que argumentó la Oiecc para hacer la solicitud fue porque Aung Suu recibió el reconocimiento por desafiar a los dictadores de Birmania, soportar 15 años de arresto domiciliario, encabezar una campaña a favor de la democracia y era considerada una “heroína de los tiempos modernos”, sin embargo, ahora como consejera Estado de Birmania, es acusada de ser “la principal apologista de una limpieza étnica”, que oprime a los rohinyás (de piel oscura) y los acusa de ser terroristas e inmigrantes ilegales.

En los últimos años en Birmania, donde mayoritariamente predomina la religión budista, han asesinado sistemáticamente a civiles pertenecientes a la minoría musulmana rohinyá, con lo que ha obligado a más de 270,000 personas a huir a Bangladés y, según relatos de quienes han salido con vida, mientras huían los soldados birmanos les disparaban incluso cuando ya estaban cruzando la frontera, por esta razón es que llamaron a Aung Suu “la vergüenza” del Nobel de la paz.

Obama “un premio Nobel de la paz que pasó todo su mandato en guerra”

Barack Obama recibió el premio Nobel de la Paz el mismo año que inició su primer mandato como presidente de Estados Unidos, sin embargo pasó sus dos periodos en guerra.

De acuerdo con una investigación publicada por el diario británico BBC Mundo, Obama es el primer presidente estadounidense en completar dos periodos completos de su mandato teniendo tropas de su país en combate activo.

En 2013 se realizaron varias campañas al rededor del mundo en las que solicitaban retirar el premio Nobel de la paz al expresidente de Estados Unidos, luego de que anunciara una intervención militar en Siria.

Premio Nobel de la física, también en polémica por video sexista

El Nobel de Física 2018, el francés Gérard Mourou, fue objeto de críticas tras la viralización de un vídeo en el que el científico aparece bailando con un grupo de estudiantes y muestra algunas escenas consideradas “sexistas”.

Mourou, quien fue homenajeado con el Premio Nobel junto a la canadiense Donna Strickland, y el estadounidense Arthur Ashkin, realizó el polémico vídeo con un grupo de alumnos en 2009 para promocionar los láseres de precisión, Extreme Light Infrastructure (ELI, por sus siglas en inglés).

Los científicos precisamente fueron premiados por sus invenciones innovadoras en el campo de la física láser.

El Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés), la escuela de ingenieros ENSTA ParisTech y la Escuela Politécnica, donde trabajaba Mourou, lamentaron en ese momento el contenido del vídeo y aseguraron no haberlo "pedido ni financiado".

La Academia Real Sueca de Ciencias, encargada de entregar el Nobel de literatura, también se distanció de la actitud de Mourou y condenó el contenido del video, sin embargo mantuvo su apoyo al científico en cuanto al Nobel.

Premio Nobel de literatura 2018 no se entrega por escándalo sexual

Por primera vez desde 1943 el premio Nobel de literatura no se entregó debido a un escándalo por abusos sexuales que provocó la dimisión de 7 de los 18 miembros que conforman la Academia Sueca, encargada de entregar los Nobel de literatura.

A inicios de 2018, la Academia Sueca se convirtió en foco de polémica luego de que salieran a la luz varias denuncias por abusos, supuestamente perpetrados por el marido de una de los integrantes del consejo, y la supuesta filtración de los nombres de los galardonados en años anteriores.

Jean-Claude Arnault, de 72 años, un reconocido escritor francés y esposo de Katarina Frostenson, una influyente escritora sueca que en 1992 fue elegida miembro de la Academia Sueca, fue el protagonista de los escándalos que ocasionaron que el Nobel de la literatura 2018 no se entregara.

A Arnault se le acusó de obligar a una mujer a practicarle sexo oral y mantener relaciones no consentidas mientras ella dormía.

El escándalo contra Arnault surgió luego de que el diario sueco Dagens Nyheter publicara una serie de acusaciones de abusos sexuales contra 18 mujeres a lo largo de 20 años.

Ese mismo año el escritor francés fue condenado a dos años de cárcel por una violación cometida en 2011.

La influencia de Arnault en los Nobel de literatura

Jean-Claude Arnault y su esposa formaron un centro cultural en el cual la mayoría de las actividades eran financiadas por la academia.

La relación del francés con la Academia Sueca era estrecha y su club era frecuentado por algunos de sus miembros, quienes participaban en lecturas de sus libros y otras actividades, de acuerdo con diarios de este país.

Según el diario Dagens Nyheter, una investigación realizada por la propia institución encargada de la entrega de los Nobel, señaló que Arnault manejaba información sensible y pudo haber filtrado antes de tiempo los nombres de los ganadores del Nobel de literatura, incluyendo el de Bob Dylan, en 2016.

Tras el escándalo y la cancelación de la entrega del premio Nobel de literatura, la Academia Sueca anunció que este 2019 entregaría los premios correspondientes al 2018 y este año.