•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Ministerio Público de Costa Rica informó este jueves que tiene lista la acusación contra el sospechoso de matar en agosto pasado a la turista española Arantxa Gutiérrez.

La acusación redactada por la Fiscalía Adjunta de Pococí, provincia de Limón (Caribe) contra el nicaragüense Albin Díaz Hawkings, es por el delito de homicidio y por uno de tentativa de violación, y será presentada a un juzgado próximamente.

El Ministerio Público detalló en un comunicado que a partir de este jueves comunicará sobre la acusación a la familia de la víctima, que dispondrá de tres días para informar si desea constituirse en querellante o pedir una indemnización por los daños sufridos.

Si la familia expresa su deseo de constituirse en querellante, tendrá un plazo de 10 días para presentar la acusación ante la Fiscalía.

Cumplido estos plazos, la Fiscalía "procederá a presentar la acusación ante el Juzgado Penal de Pococí, junto con la solicitud de apertura a juicio y la eventual querella y acción civil", indica el comunicado.

La turista española Arantxa Gutiérrez López, de 31 años, falleció en Tortuguero, provincia de Limón (Caribe), a causa de asfixia y un ataque sexual, cuando había salido a caminar por un sendero cercano a su hotel el pasado 4 de agosto.

La turista había llegado a Costa Rica el pasado 1 de agosto acompañada por su esposo y un grupo de amigos para disfrutar de vacaciones El imputado, de 33 años de edad, se encuentra en prisión preventiva desde el 15 de agosto del 2018 y es el único sospechoso de los hechos.

Vigilia en homenaje a las turistas asesinadas: la española Arantxa Gutiérrez López y la mexicana María Trinidad Matus Tenorio, en San José (Costa Rica).

Su detención se ordenó a raíz del análisis de un informe de la policía judicial que reveló la presencia de fluidos biológicos del sospechoso en el cuerpo de la víctima, además de otras pruebas que constan en la investigación, indicó el Ministerio Público.

El 13 de agosto de 2018 el Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ) aseguró que el caso estaba resuelto tras realizar pruebas de ADN al cuerpo de la víctima.

En la autopsia las autoridades también recolectaron muestras de piel debajo de las uñas de la víctima, que coincide con la piel del sospechoso, según reveló el OIJ.