•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las autoridades de Salud de Costa Rica anunciaron este jueves que han activado los protocolos respectivos ante un caso importado sospechoso de sarampión en un niño turista francés.

El Ministerio de Salud informó de que el caso es un niño francés de 5 años que ingresó a Costa Rica como turista el pasado 18 de febrero junto a sus padres, y que no había sido vacunado contra el sarampión. El menor está siendo atendido en el Hospital Monseñor Sanabria de la provincia de Puntarenas (Pacífico), donde "se mantiene en estrictas medidas de aislamiento", explicó el Ministerio de Salud en un comunicado.

Los médicos también tomaron las muestra necesarias que serán analizadas por el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa) que será el encargado de determinar en las próximas horas si se trata de sarampión.

Autoridades de Costa Rica se mantienen alerta ante un caso sospechoso de sarampión  / Archivo El Ministerio de Salud indicó que como parte del protocolo está llevando a cabo la búsqueda de contactos que pudo haber tenido el niño francés en Costa Rica para valorar la susceptibilidad y necesidad de vacunación de otras personas. Costa Rica también contactó a las autoridades de Francia para que den seguimiento a los posibles contactos que ha tenido el niño en ese país e inmunizarlos de ser necesario.

El Ministerio de Salud aseguró que Costa Rica cuenta con "muy buenas coberturas de vacunación en general", pero hizo un llamado a los padres de familia a atender la campaña de vacunación extraordinaria contra el sarampión que desde finales del año pasado lleva a cabo en favor de los menores de entre los 15 meses y 10 años de edad.

El sarampión se transmite por gotas de saliva, principalmente por medio de tos y estornudos a aquellos individuos que no hayan recibido inmunización. Las autoridades de salud de Costa Rica adquirieron el año pasado 770.000 dosis de vacuna contra el sarampión, lo que implicó una inversión de 1,2 millones de dólares para la campaña extraordinaria.

La decisión de realizar esta vacunación contra el sarampión, la tomó la Comisión Nacional de Vacuna, ante la circulación activa del virus del sarampión en diversos países del mundo. La última vez que la institución realizó una campaña de este tipo fue en 2011 y la cobertura fue de un 93 por ciento.

Costa Rica no presenta casos autóctonos de sarampión desde 2006 y el último caso importado fue en 2014.