•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador realiza un proceso interno "ordenado" para traspasar su administración a las autoridades que designe el presidente electo, Nayib Bukele, informó este jueves el cuerpo de seguridad.

La institución señaló en un comunicado que "está llevando un proceso ordenado" y que un equipo designado para la transición ha avanzado en un 80% en la elaboración de un informe sobre el trabajo que realiza la PNC.

Se espera que el documento, que incluye información jurídica, financiera, operativa y administrativa, esté listo la próxima semana, "casi tres meses antes del cambio de Gobierno y llegada del nuevo director".

El actual titular del cuerpo policial, Howard Cotto, explicó en una entrevista televisiva que dicho documento también detalla "cuáles son las cosas más importantes que el nuevo director de la PNC debe conocer al iniciar su gestión".

Hasta la fecha, el presidente electo no ha dado a conocer el nombre de la persona que asumirá la dirección de la PNC o del Ministerio de Seguridad.

Federico Anliker, uno de los asesores de Bukele, señaló el pasado 15 de febrero que la entrega de las credenciales por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE) al mandatario electo era el "punto" que esperaban para avanzar en el proceso de transición y en el estudio de los perfiles para formar el gabinete.

Sostuvo que se realizará una "renovación total" en los principales puestos del Gobierno y que no van a "reciclar funcionarios corruptos".

La violencia, principalmente la generada por las pandillas, es uno de los problemas más grandes que han enfrentado las últimas administraciones y que, según analistas, ha desgastado la imagen de los gobernantes.

El Gobierno responsabiliza a las "maras" de los altos índices de homicidios de entre 103 y 50,3 por cada 100.000 habitantes registrados entre 2015 y 2018, cifras que ponen a la nación centroamericana como uno de los países más violentos del mundo.

Bukele asumirá el próximo 1 de junio la Presidencia sin que en la estrategia de seguridad que propuso a la población durante la campaña esté clara la manera en la que enfrentará a estas bandas.