•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Ministerio de Salud de Costa Rica confirmó este jueves que una familia de tres turistas franceses, entre ellos un niño de cinco años, son los primeros casos de sarampión importados desde el año 2014.

Los tres franceses se encuentran en estricto aislamiento desde el miércoles en el hospital Monseñor Sanabria de la provincia de Puntarenas, en el pacífico de Costa Rica, país que no registra un caso autóctono de la enfermedad desde 2006.

Los análisis efectuados por el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa) dieron como resultado este jueves que los tres turistas, que llegaron a Costa Rica el 18 de febrero, padecen sarampión.

"El niño y la madre no contaban con las vacunas que confieren protección contra el sarampión y al parecer el padre no cuenta con el esquema de vacunación completo, además según el testimonio de los progenitores, algunos compañeros de la escuela del menor tuvieron sarampión", indicó el Ministerio de Salud en un comunicado.

El Ministerio de Salud mantendrá a los pacientes 7 días en aislamiento con el fin de evitar contagios y continuará con el protocolo para darle seguimiento a los contactos que pudo haber tenido la familia en Costa Rica.

Costa Rica también contactó a las autoridades de Francia para que den seguimiento a los posibles contactos que ha tenido el niño en ese país e inmunizarlos de ser necesario.

Las autoridades de Salud costarricenses insistieron este jueves en la necesidad de que todos los niños del país cuenten con el esquema de vacunación completo, que en el caso del sarampión es de dos dosis: una al año y tres meses de edad y la segunda al ingreso a la escuela primaria (6 años) o antes de los 10 años.

El sarampión se transmite por gotas de saliva, principalmente por medio de tos y estornudos a aquellos individuos que no hayan recibido inmunización.

Esta enfermedad infecciosa y contagiosa, causada por un virus, se caracteriza por la aparición de pequeñas manchas rojas en la piel, fiebre alta y síntomas catarrales.

El Ministerio de Salud hizo un llamado a los padres de familia a atender la campaña de vacunación extraordinaria contra el sarampión que desde finales del año pasado lleva a cabo para los niños, ante el reporte creciente de casos en América y Europa.

Las autoridades de salud de Costa Rica adquirieron el año pasado 770.000 dosis de vacuna contra el sarampión, lo que implicó una inversión de 1,2 millones de dólares para la campaña extraordinaria.

La última vez que la institución realizó una campaña de este tipo fue en 2011 y la cobertura fue de un 93 por ciento. Costa Rica no presenta casos autóctonos de sarampión desde 2006 y el último caso importado había sido en 2014.