•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

En 70% de la población de Honduras, unos 6,3 millones de personas, tiene acceso al agua, pero no toda es segura para el consumo, informaron este jueves en Tegucigalpa fuentes oficiales en un foro sobre el acceso al líquido.

"El 70% de la población de Honduras tiene acceso de diferentes maneras a servicios de agua, pero no me atrevo a decir potable, ni siquiera agua limpia", dijo a Efe el viceministro de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente de Honduras (MiAmbiente), Carlos Pineda.

Señaló que el 30% de los hondureños, unos 2,7 millones de personas, usa agua de fuentes superficiales, es decir, que utilizan agua de ríos, quebradas o pozos subterráneos.

Garantizar el acceso al agua potable en Honduras es un "acto de justicia", subrayó Pineda, quien apuntó que el 25% del territorio nacional es área protegida con "muy buena calidad" del líquido.

El corredor seco hondureño -parte del centro, sur y occidente del país- es una de las regiones más afectadas por la falta de acceso al agua potable en el verano debido a la sequía y el coste de distribución, explicó Pineda en el marco del Día Mundial del Agua que se conmemora mañana.

Para asegurar el acceso al agua es necesario concentrar los esfuerzos en incluir a las personas que han sido marginadas e ignoradas, enfatizó Pineda, quien participó en el Foro "La Gobernanza del Recurso Hídrico y su impacto en el Desarrollo".

El balance hídrico de Honduras es "positivo", ya que utiliza menos del 10%, aseguró el funcionario, quien advirtió que la demanda de agua provoca conflictos sociales en las comunidades.

Para el 2022 el país necesitará 9.451 hectómetros cúbicos de agua, lo que supondrá el 10,9% de la oferta nacional. Archivo/END

La oferta de agua de Honduras es de 87.000 hectómetros cúbicos por año, pero la demanda del líquido (2.300 hectómetros cúbicos) "no es satisfecha" en relación a la cobertura total de acceso, ya que aún existe una brecha del 15% a nivel nacional, 17% en el área rural y el 7% en la urbana, según cifras oficiales.

El director de Investigación y Análisis Técnico del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), Rodolfo Ochoa, dijo a periodistas que el 50% de los 1,5 millones de habitantes de la capital hondureña tiene acceso a agua potable.

Agregó que el crecimiento urbanístico y los efectos del fenómeno de El Niño han agravado la falta del líquido en Tegucigalpa, por lo que el SANAA ha comenzado a aplicar racionamientos en algunos barrios.

Para el 2022 el país necesitará 9.451 hectómetros cúbicos de agua, lo que supondrá el 10,9% de la oferta nacional, con la incorporación de 400.000 hectáreas de riego y las fuentes hidroeléctricas cumpliendo con el 80% de la demanda de energía eléctrica, de acuerdo a datos oficiales.