•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Fiscalía General de la República (FGR) de El Salvador registró este sábado un triple homicidio y la localización de un cadáver calcinado en el centro y suroeste del país, respectivamente.

La fuente estatal señaló que el crimen múltiple se dio en la capital del país, en la "calle antigua" a la comunidad San Antonio Abad, sin detallar los nombres de las víctimas ni las circunstancias del hecho.

Reportes de la prensa local, que citan fuentes policiales, señalan que se trata de dos hombres y una mujer, quienes fueron asesinados a tiros por desconocidos.

Por otra parte, la FGR señaló que el cuerpo quemado fue encontrado en una zona rural del departamento de Ahuachapán (suroeste), sin que se conozcan más detalles del caso.

Las tasas de homicidios de entre 103 y 50.3 por cada 100,000 habitantes registradas entre 2015 y 2018 colocan a El Salvador como uno de los países más violentos del mundo, pese a que no se encuentran en guerra.

No obstante, las autoridades militares señalan que el país vive un conflicto armado de "baja intensidad" por los constantes enfrentamientos entre los cuerpos de seguridad y las pandillas.

El Gobierno atribuye la mayoría de las muertes violentas a las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), Barrio 18 y otras minoritarias, que poseen más de 60,000 miembros.

Estas bandas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro administraciones.

Los distintos gobiernos que se enfrentaron a este fenómeno han hecho del encarcelamiento masivo, de la confrontación directa y hasta del diálogo sus principales armas.

Según los analistas, las "maras" son uno de los principales problemas que el presidente electo salvadoreño, Nayib Bukele, deberá enfrentar tras tomar el poder el 1 de junio, dado que amenazan sus planes sociales.