• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

Un incendio en una casa del barrio Bella Vista, en la capital de Honduras, dejó este jueves tres personas muertas informó un oficial del Cuerpo de Bomberos.

Las tres personas, identificadas como Marina Andino, de 67 años, Ernesto Rodríguez, de 66 años y Rony Francisco Isaula, de 58 años, murieran atrapadas por el fuego en el interior de la vivienda.

En la casa donde se produjo el siniestro operaba una venta de bebidas alcohólicas, al parecer propiedad de Marina Andino, según versiones de vecinos del mismo barrio.


El escueto informe oficial señala que el incendio se registró en horas de la madrugada por causas hasta ahora oficialmente desconocidas.

En principio, según declaraciones de testigos, se creyó que las víctimas eran cuatro, pero los bomberos, una vez que habían apagado el fuego, confirmaron que solamente eran tres.

María Andino habría quedado atrapada luego de que al enterarse del incendio corrió a una habitación para rescatar su dinero.

En un intento por rescatarla, Isaula se arriesgo, pero también quedó atrapado y murió quemado, añaden las versiones de testigos.

Imagen referencial
La tercera víctima, Ernesto Rodríguez, era inquilino de la misma vivienda y estaba dormido al momento del incendio.

A los bomberos les llevó más de media hora apagar el fuego de la vivienda, que pudo haber sido causado por un cortocircuito, según la información preliminar.

En Honduras hay muchas viviendas, en su mayoría de familias pobres, con instalaciones eléctricas que no reúnen las condiciones de seguridad básicas, lo que a veces produce recalentamiento en los tendidos que derivan en cortocircuitos.

El Cuerpo de Bomberos con frecuencia hace llamamientos a los propietarios de viviendas construidas o en proceso de construcción, para que instalen un sistema eléctrico seguro, con cables que puedan soportar altas temperaturas, como sucede actualmente, producto del cambio climático que afecta al país.

El cambio climático también está causando incendios forestales en varias regiones que en las últimas semanas han dejado alrededor de 20.000 hectáreas de bosque quemadas.

Muchos de los incendios forestales son causados por el hombre, según fuentes oficiales.