•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Varios incendios destruyeron unas 1.000 hectáreas de la Reserva Natural Punta Patiño, situada en la provincia panameña de Darién, fronteriza con Colombia, dijo este lunes la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancón), que denunciará que al menos uno de esos fuegos "fue provocado".

Los incendios aparecieron en todos los senderos turísticos de la Reserva por un período de una semana y fueron controlados el domingo por brigadas del Ministerio del Ambiente, del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), personal de guardabosques de Ancón y comunitarios contratados por la Asociación, dijo la ONG.

Precisó que se reportaron incendios en el área de Mogocénega, dentro de la Reserva, que se extendieron a otras dos comunidades y que los mismos fueron producto de la práctica de roza y quema llevada a cabo por personas que "no contaban con permisos, ni cumplieron con las rondas cortafuego" y que por los vientos presentes en la zona "se salieron de control".

La oenegé hizo un llamado a los ciudadanos a ser más conscientes del daño ambiental que provocan los incendios. Imagen referencial. Archivo/END

"En este momento se procede con las denuncias para que el Ministerio Público realice las investigaciones, porque no cabe duda que el fuego que se registró cerca de las instalaciones fue provocado", precisó Ancón en una declaración pública.

El titular del Ministerio de Ambiente, Emilio Sempris, en un mensaje en su cuenta de Twitter agradeció a las brigadas por apagar el incendio en esa área.

"Agradezco personalmente a los brigadistas forestales del Ministerio de Ambiente y a los colegas de Senafront y el Servicio Aeronaval (Senan) por el apoyo en tierra y aire en Darién. Ya estamos tras la pista de un presunto implicado", señaló.

La oenegé hizo un llamado a los ciudadanos a ser más conscientes del daño ambiental que provocan los incendios.

Varios incendios destruyeron unas 1.000 hectáreas de la Reserva Natural Punta Patiño. Imagen referencial. Archivo/END

La Reserva Natural de Punta Patiño, cuya gestión está bajo responsabilidad de Ancón, es reconocida como uno de los últimos reductos boscosos más importantes para la mitigación de los efectos del cambio climático en Panamá.

De acuerdo con los datos aportados por Ancón, la Reserva posee 26.000 hectáreas protegidas y se encuentra en una región con importancia hemisférica y estratégicamente ubicada para preservar la rica ecoregión del Choco-Darién.

Ancón, una organización sin fines de lucro con más de 30 años de trabajo ininterrumpido, alertó este lunes que durante los primeros meses del 2019 se ha registrado un aumento en el número de incendios de masa vegetal y forestal en Panamá, afectando importantes reservas naturales.