•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una corte de El Salvador instaló este miércoles un nuevo juicio contra el exjuez Carlos Alfredo Alvarado Rodríguez, acusado de violar a un hombre en junio de 2016, luego que una corte colegiada anulara la absolución que recibió el exjuzgador en 2017, informó el Centro Judicial Isidro Menéndez.

La fuente señaló que la vista pública, el cual se prevé concluya mañana jueves, se lleva a cabo en el Tribunal Primero de Sentencia de la localidad de Santa Tecla (sureste) e indicó que Alvarado Rodríguez es procesado por el delito de violación agravada y otras agresiones sexuales.

Este miércoles la Fiscalía ofreció sus pruebas y el juez que preside el juicio ha juramentado a los testigos que comparecerán para declarar, apuntó el órgano Judicial.

De ser encontrado culpable, el exjuzgador podría ser condenado a una pena de entre seis y diez años de cárcel. Archivo/END

El nuevo juicio se realiza luego que la Cámara de lo Penal de la Primera Sección de Occidente de Santa Ana anulara la sentencia emitida en mayo de 2017 por el Tribunal Segundo de Sentencia de la localidad de Santa Ana (nordeste), en la que absolvió al imputado.

En esta vista pública también es procesado Javier Eduardo Arévalo Toledo, quien, según el Ministerio Público, fue cómplice en el hecho que sucedió en junio de 2016.

De acuerdo a la entidad fiscal, Alvarado Rodríguez y Arévalo Toledo bebieron cervezas en una gasolinera junto a la víctima y en la madrugada ofrecieron llevarlo hasta su casa, pero con engaños lo llevaron a otro sitio donde lo violaron y amenazaron de muerte.

Este miércoles la Fiscalía ofreció sus pruebas y el juez que preside el juicio ha juramentado a los testigos. AFP/END

El exjuez de Sentencia de la localidad de Santa Ana fue destituido de su cargo en diciembre del 2016 "por sus actuaciones corruptas, que se alejaron de la integridad, rectitud y moral requerida para ejercer su cargo ya que provocó un daño a una persona", según un comunicado de la Corte Suprema del 23 de diciembre.

De ser encontrado culpable, el exjuzgador podría ser condenado a una pena de entre seis y diez años de cárcel.