•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Cuerpo de Bomberos de Honduras declaró este sábado controlado un incendio forestal que se inició el viernes en una montaña de Valle de Ángeles, un pintoresco pueblo cercano a Tegucigalpa, y quemó al menos 100 hectáreas de bosque.

El incendio fue controlado está madrugada, por lo que la labor de control del fuego ha terminado, dijo a periodistas un miembro de los bomberos que participó en las labores de apagar las llamas.

El siniestro se inició el viernes en una montaña de Valle de Ángeles y luego se extendió por la zona, añadió. En las tareas de combatir el fuego participaron, además de los bomberos, la Unidad Municipal Ambiental de Valle de Ángeles, el Instituto de Conservación Forestal y vecinos del sector, señaló la misma fuente.

La destrucción del bosque y los efectos del fenómeno de El Niño han mermado el caudal de agua en Honduras, por lo que las autoridades han comenzado a aplicar racionamientos en algunos barrios. (Imagen referencial) Archivo/END

Agregó que durante los próximos días es probable que haya pequeños puntos activos, algo normal en todo proceso de extinción definitivo, sobre los que se actuará. Las llamas quemaron unas 100 hectáreas de pino, indicó la fuente, quien dijo que esa institución investiga las causas que provocaron el siniestro.

Valle de Ángeles es un pueblo de artesanos que ofrece a nacionales y extranjeros una variedad de artículos en barro, madera, metal y cuero, entre otros. Más de 15.000 hectáreas de bosques y pasto han sido destruidas en Honduras por más de 300 incendios forestales que se han registrado en lo que va de año, según cifras del Instituto de Conservación Forestal.

Alrededor de 60.683 hectáreas de bosques y pasto fueron destruidas en 1.120 incendios registrados en Honduras en 2018, según cifras del Instituto de Conservación Forestal.

La destrucción del bosque y los efectos del fenómeno de El Niño han mermado el caudal de agua en Honduras, por lo que las autoridades han comenzado a aplicar racionamientos en algunos barrios. (Imagen referencial) Archivo/END

Honduras, con una extensión de 112.492 kilómetros cuadrados, pierde cada año entre 60.000 y 70.000 hectáreas de bosques por la tala ilegal y los incendios, entre otras causas, según autoridades hondureñas, que consideran que en el 98 % de los casos los fuegos son provocados por mano criminal.

La destrucción del bosque y los efectos del fenómeno de El Niño han mermado el caudal de agua en Honduras, por lo que las autoridades han comenzado a aplicar racionamientos en algunos barrios.