•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos cuatro beliceños fueron detenidos durante las últimas horas en Guatemala por llevar armas sin permiso, informó este sábado una fuente oficial.

La Policía Nacional Civil indicó, en un breve comunicado, que las cuatro personas, que fueron arrestadas en el barrio San Marcos Sánchez Día, en el departamento caribeño de Izabal, serán acusadas de un delito de "portación ilegal de arma de fuego".

El operativo, desarrollado por agentes del instituto armado en el municipio de Livingston, permitió la captura de cuatro hombres, que fueron identificados como Kevin Edwin Hernández, de 34 años; Pedro Antonio Colomé Junior, de 25 años; Jerille Jerome Laurie, 28 años y Fabian John Laurie, de 33 años.

Los cuatro, originarios de Belice, fueron capturados cuando "escandalizaban bajo efectos de licor" en el interior de un hotel ubicado en el referido barrio. Archivo/END

Los cuatro, originarios de Belice, fueron capturados cuando "escandalizaban bajo efectos de licor" en el interior de un hotel ubicado en el referido barrio. En el momento en el que los agentes llegaron a las instalaciones del establecimiento les decomisaron una escopeta calibre 12 con tres municiones útiles, una pistola marca Smith & Wesson con un cargador y 69 municiones, entre ellas cinco para fusil.

Ninguno de los cuatro tenía permiso para llevar armas, motivo por el que fueron puestos a disposición judicial. Guatemala cerró 2018 con 4.914 homicidios, un 8,5 por ciento menos que los 5.373 del año anterior, de acuerdo con los datos difundidos hoy por el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), una organización humanitaria fundada en 1984. La ONG aseguró en su informe anual que la tasa de homicidios cerró en 2018 en 28 por cada 100.000 habitantes, y precisó que del total de homicidios del año pasado, 723 de las víctimas fueron mujeres.

Los cuatro, originarios de Belice, fueron capturados cuando "escandalizaban bajo efectos de licor" en el interior de un hotel ubicado en el referido barrio. Archivo/END

Del total de asesinatos, el 70,96 por ciento fueron con armas de fuego, el 20,21 por ciento por asfixias, el 8,32 por armas blanca, y el resto por otras causas violentas que incluyen decapitaciones.

La Ley de Armas y Municiones regula la tenencia y portación de armas y en este sentido explica, en su artículo 123, que "comete el delito de portación ilegal de armas de fuego de uso civil y/o deportivas, quien sin licencia (...) o sin estar autorizado legalmente porte armas de fuego de las clasificadas como de uso civil, deportivas o de ambas clases". Agrega que "la sanción para quien resulte responsable de este delito será de 8 a 10 años de prisión inconmutables y decomiso de las armas".