•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Costa Rica presentó este lunes al Congreso un proyecto de ley que pretende transformar el monopolio estatal de combustibles, en una empresa que además desarrolle energías alternativas.

El proyecto de ley propone transformar la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE), monopolio de importación y distribución de hidrocarburos, en la Empresa Costarricense de Combustibles y Energías Alternativas Sociedad Anónima (ECOENA).

Según la iniciativa, ECONEA mantendrá el monopolio de combustibles fósiles, pero ningún nuevo producto alternativo que desarrolle la empresa por su cuenta o en alianza formará parte de ese monopolio.

ECOENA podrá "investigar, producir, importar y exportar, industrializar, almacenar, comercializar y transportar energías químicas alternativas" cuya producción, industrialización y comercialización "se realizará en régimen de competencia", añade el texto.

Entre las energías químicas alternativas el proyecto de ley cuenta el gas natural y sus líquidos, la biomasa de primera, segunda y tercera generación y sus derivados (etanol, butanol, biodiésel, biojet) y los desechos para la obtención de biogás o combustibles sintéticos.

"RECOPE ha sido una empresa clave para el desarrollo del país. No obstante, los tiempos han cambiado y, a la luz de las metas nacionales de descarbonización, tiene el reto de reinventarse y contribuir al desarrollo futuro del país", indicó la ministra de Planificación, Pilar Garrido, al presentar la iniciativa.

Costa Rica es un país no productor de petróleo y sus derivados y cada año su factura petrolera asciende a cerca de 2.300 millones de dólares.

El Gobierno del actual presidente, Carlos Alvarado, presentó en febrero pasado el Plan Nacional de Descarbonización, el cual pretende que al año 2050 Costa Rica haya eliminado por completo el uso de combustibles fósiles.

La transformación de RECOPE forma parte de ese plan, que además establece cambios paulatinos en la flotilla de vehículos hacia tecnologías limpias como la eléctrica.

Los datos oficiales dan cuenta de que en la actualidad el sector transporte genera más de la mitad de las emisiones de gases de Costa Rica, y de esa cantidad un 41 % proviene de los automóviles personales.