•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades migratorias de Estados Unidos deportaron este martes a un grupo de 13 menores hondureños acompañados por familiares que viajaron de manera irregular a ese país del norte, informó una fuente oficial.

Los repatriados, 13 menores y 12 adultos, retornaron a San Pedro Sula, norte de Honduras, en un avión desde la ciudad de San Antonio, Texas (EE.UU.)., indicó la Presidencia hondureña en un comunicado.

La titular de la Dirección de Protección al Hondureño Migrante, Liza Medrano, dijo que todos los menores llegaron acompañados de sus padres.

Agregó que los traficantes de personas, conocidos como "coyotes", engañan a las unidades familiares (padres que han viajado con sus hijos) diciéndoles que recibirán asilo en Estados Unidos al viajar con menores.

"Con este vuelo Estados Unidos está dando un mensaje claro que los menores no pueden ser utilizados como escudos fronterizos y que los padres o madres que deciden viajar con sus hijos de forma irregular no van a recibir asilo en esta nación norteamericana", subrayó Medrano.

Al menos dos vuelos diarios con hondureños indocumentados llegan a Honduras desde Estados Unidos, mientras que desde México ingresan al país hasta 16 autobuses con 750 deportados, añadió.

La deportación de hondureños, principalmente de México y EE.UU., aumentó un 20,8 % en el primer trimestre de 2019, en relación al mismo periodo de 2018, según cifras citadas por Medrano. Entre enero y marzo de este año fueron deportados 19.605 hondureños frente a los 16.224 del mismo periodo de 2018, de acuerdo con un informe del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras.

Del total deportados, 3.539 son menores, de ellos 1.066 viajaron solos y 2.473 acompañados por familiares, detalla el comunicado de la Presidencia.

La migración irregular a Estados Unidos desde los países del Triángulo Norte de Centroamérica, formado por El Salvador, Guatemala y Honduras, se ha incrementado en los últimos años.

El 43% de los menores deportados desde Estados Unidos y México tienen entre 13 y 18 años, un 33% menos de 6 años y el 24% entre 7 y 12 años.

Según estimaciones oficiales, en Estados Unidos viven más de un millón de hondureños, la mayoría de ellos en condición irregular, que han escapado de situaciones que afectan al país centroamericano como la violencia.

La migración irregular a Estados Unidos desde los países del Triángulo Norte de Centroamérica, formado por El Salvador, Guatemala y Honduras, se ha incrementado en los últimos años.

Miles de centroamericanos, en su mayoría hondureños y salvadoreños, abandonaron su país a mediados de octubre de 2018 en distintas caravanas con el afán de llegar a EE.UU. y solicitar asilo.

El proceso se repitió en enero con dos nuevas caravanas que partieron desde Centroamérica, en su mayoría grupos de familias y jóvenes.

El Triángulo Norte de Centroamérica -que integran El Salvador, Guatemala y Honduras-, México y Estados Unidos impulsan iniciativas para atender las causas estructurales de la migración.