•   El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un tribunal colegiado de El Salvador ordenó este miércoles a la jueza de instrucción Nora Montoya que repita una resolución "con nuevos argumentos" en la que impone detención provisional para una joven con problemas de salud mental que es procesada por abortar.

La abogada Karla Vaquerano explicó a Acan-Efe que la Cámara Tercero de lo Penal de la Primera Sección del Centro en San Salvador considera que la juzgadora "no fundamentó debidamente su decisión", por lo que le ordena que emita otra resolución con "nuevos argumentos de su decisión".

Desde 2009, la Agrupación Ciudadana para la Despenalización del Aborto ha logrado que 28 mujeres, acusadas de aborto, recobraran su libertad. Archivo/END

La jueza Montoya ratificó el pasado 27 de marzo, durante una audiencia especial de revisión de medidas, la detención provisional impuesta a Maricela Albizuri, de 30 años, quien es acusada de homicidio agravado y se encuentra bajo arresto en el pabellón de reos del Hospital Nacional Psiquiátrico, indicó Vaquerano.

Albizuri, quien tiene problemas de salud diagnosticados desde que era niña y sufre de episodios de depresión severa con indicios de suicidio, enfrentó el pasado 4 de marzo una audiencia inicial en el Juzgado Noveno de Instrucción en la que se le decretó detención provisional. Según la defensa, Albizuri experimentó un parto "extrahospitalario" el 31 de octubre de 2018 y fue trasladada a un hospital nacional donde fue arrestada.

Desde 2009, la Agrupación Ciudadana para la Despenalización del Aborto ha logrado que 28 mujeres, acusadas de aborto, recobraran su libertad. Archivo/END

El Salvador, Chile, Nicaragua, Honduras, Haití, Surinam, Andorra y Malta son los únicos países del mundo que mantienen una prohibición absoluta del aborto. En octubre de 2016, el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) propuso al Congreso la despenalización del aborto en los casos de violación, riesgo de muerte de la madre o inviabilidad fetal, mientras la oposición ha pedido incrementar las penas hasta los 50 años de prisión.

Desde 2009, la Agrupación Ciudadana para la Despenalización del Aborto ha logrado que 28 mujeres, acusadas de aborto, recobraran su libertad. Uno de los casos más emblemáticos es el de Teodora del Carmen Vásquez, quien fue condenada a 30 años de prisión por un aborto que no fue probado. Vásquez dio a luz a un bebé muerto en 2007, después de sentir unos dolores repentinos y muy fuertes mientras estaba trabajando. El Ministerio de Justicia de El Salvador conmutó en 2018 la condena de Teodora, pero no anuló la declaración de culpabilidad ni reconoció su inocencia.