•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Decenas de campesinos de Honduras ocupan este viernes los templos católicos de las principales ciudades con mazos de palma para vender en la víspera del Domingo de Ramos, que marca el inicio de la Semana Santa.

En Tegucigalpa la mayor concentración de campesinos con los ramos, que son elaborados por ellos mismos en las afueras de los templos, se registra en el atrio de la catedral metropolitana y de la iglesia Medalla Milagrosa.

 Lea: Así era la escalera que subió Jesús para su juicio

"Es poca la venta, pero la fe en Jesús nos hace venir todos los años", comentó a Acan-Efe Santos Silva, un campesino que dijo que era procedente del municipio de Alubarén, al sur del departamento central de Francisco Morazán.

Silva se instaló hoy en el atrio de la iglesia Medalla Milagrosa acompañado de dos hijos y de otros campesinos que todos los años se dedican a la misma actividad en diferentes templos de la capital hondureña.

Otra vendedora, Cipriana Sánchez, originaria de Curaré, también en el sur de Honduras, dijo que ella viene a la catedral de Tegucigalpa a vender ramos desde hace 20 años, y que este no ha sido la excepción, acompañada de dos hijos y una nuera.

Santos, Cipriana y otros vendedores como José, coincidieron en señalar que, aunque la venta es poca, cada año vienen porque son creyentes católicas.

 De interés: Prohíben armas de fuego y autos en las playas durante Semana Santa en Nicaragua

Los ramos y otras figuras como cruces son elaborados de una palma conocida como "coyol", y los campesinos las ofrecen a cinco y diez lempiras (20 y 40 centavos de dólar) para que sean bendecidos en la misa del domingo, con la que se conmemora la entrada de Jesús en Jerusalén, explicaron los vendedores.

En ciudades como Tegucigalpa, los campesinos llegan provistos de alimentos, agua y sábanas para abastecerse durante su estancia de hasta tres días, ya que la mayoría de los vendedores no regresará hasta el próximo lunes a sus comunidades de origen.

La celebración de la Semana Santa en este país centroamericano incluye la confección de hermosas alfombras con motivos cristianos a base de serrín, que adornan las principales calles por donde pasan las procesiones del Domingo de Ramos, y el Jueves y Viernes santos.

Actividades similares a la confección de alfombras en Tegucigalpa se celebran en otras ciudades de Honduras, principalmente en Comayagua, ubicada en la zona central y otrora capital del país.

 Además: Bochorno, lluvia y calor pronostican para esta semana

Según cálculos de las autoridades de Turismo, más de 3,5 millones de personas se desplazarán en Honduras durante el descanso de la Semana Santa, que para la empresa privada comenzará el miércoles.

Por lo general, los sitios más concurridos por los turistas son las playas, con mayor afluencia las del Caribe, donde el país dispone de más de 700 kilómetros.

Para promover el turismo interno, el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández ha concedido asueto durante toda la Semana Santa a los empleados públicos, mientras las autoridades coordinan una operación de seguridad para evitar accidentes de tráfico durante las vacaciones.