•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El enjambre sísmico que se originó el pasado domingo en el departamento salvadoreño de San Miguel (este) finalizó sin causar víctimas ni daños materiales, informó este miércoles el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) del país centroamericano.

La fuente detalló que en las últimas 24 horas "solamente dos sismos han sido registrados en la zona, observándose una disminución significativa en el comportamiento de dicha actividad". El fenómeno, que se originó por la "activación de fallas geológicas en la zona", causó 44 temblores con magnitudes de entre 1,7 y 2,7 en la escala de Richter y el epicentro se ubicó al sureste de la ciudad de Chinameca, a unos 122 kilómetros al este de la capital salvadoreña.

La cartera de Estado señaló que "debido a la disminución de la actividad sísmica en la zona, emitirá nueva información si hay cambios significativos" y apuntó que "realizará un monitoreo constante en las próximas 24 horas". Dicho enjambre sísmico no dejó víctimas ni daños materiales, añadió la fuente.

La última vez que El Salvador fue asolado por los movimientos telúricos fue en el año 2001, cuando se produjeron dos terremotos de magnitud 7,7 y 6,6. El primero se registró en el océano Pacífico frente a la costa oriental del país el 13 de enero y dejó 944 fallecidos, mientras que el 13 se febrero del mismo año, se produjo otro, con epicentro en el departamento de San Vicente (este).

Este último causó la muerte de 315 personas, dejó 82 edificios públicos dañados y 41.302 viviendas destruidas.

Enjambre sísmico en El Salvador / imagen referencial / Archivo En El Salvador, la mayoría de los sismos que se producen habitualmente tienen su origen en aguas del océano Pacífico y a mucha mayor profundidad, lo que en ocasiones los hace imperceptibles para la población, mientras que los que se originan en tierra próximos a la superficie son más sentidos y dañinos.