•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La capital de Honduras ha vivido este lunes un caos por el enfrentamiento entre manifestantes de los sectores de la educación y la salud que han dejado muchos lesionados, detenidos, destrozos en edificios públicos y privados y el incendio en al menos cuatro inmuebles.

Entre los lesionados figura un hombre herido en el pecho, al parecer de bala, aunque la Policía reiteró que sus agentes solamente van provistos de bastones de madera, escudos y bombas lacrimógenas para disolver las protestas, por un decreto aprobado la semana pasada por el Parlamento asociado a la Ley de Reestructuración y Transformación del Sistema Nacional de Salud y Educación.

El hombre fue llevado al Hospital Escuela, estatal, según versiones de medios locales de prensa, aunque en un canal de televisión se indicó que habría fallecido.

Encapuchados se enfrentan a la policía durante una protesta de sectores de la educación y la salud en Honduras. EFE/END

El gremio de los maestros y el de los médicos rechazan lo aprobado por el Parlamento aduciendo que está orientado a privatizar la educación y la salud e implicará además despidos masivos, a lo que las autoridades del Gobierno y el Parlamento han reiterado hoy que no es cierto y que lo que ha ocurrido es mala información de sectores de oposición que están politizando el tema.

En el centro de la capital hondureña, manifestantes, muchos de ellos con su rostro cubierto, destruyeron cristales de negocios de comidas rápidas, entre otros, y lanzaron bombas tipo molotov contra dos edificios de la Alcaldía Municipal, uno de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) y una farmacia situada a un costado de uno de los inmuebles municipales, informaron fuentes oficiales.

Uno de los históricos edificios municipales se localiza a un costado de la catedral de Tegucigalpa.

En el segundo inmueble municipal, siempre en el casco histórico de Tegucigalpa, había varias personas en la parte alta cuando se registró el fuego en la área media del inmueble.

Extraoficialmente trascendió que un hotel también habría sido incendiado durante la batalla campal que se inició hacia las 11.00 horas locales (17.00 GMT) y continuaba hacia las 16.00 (22.00), aunque en menor proporción.

Un oficial del Cuerpo de Bomberos dijo a los periodistas que el fuego en los edificios de la Alcaldía Municipal y la farmacia había sido controlado, pero que entre los manifestantes se han topado con algunos, impidiendo el paso a las unidades contra incendios.

Uno de los directivos de los maestros que participó en la manifestación, Daniel Esponda, dijo a Acan-Efe que los docentes y el gremio de los médicos están dispuestos a defender "el derecho de los hondureños a la educación y a la salud pública".

El gremio de los maestros y el de los médicos rechazan lo aprobado por el Parlamento. EFE/END

Añadió que "por ningún punto" van a permitir "que se ratifique" lo aprobado por los diputados e hizo un llamamiento a todos los hondureños a que se sumen a las protestas del gremio de los maestros y los médicos.

La batalla campal entre policías y manifestantes se produjo en varios puntos del centro histórico de la capital hondureña, donde tiene su sede el Parlamento.

Centenares de piedras quedaron esparcidas en las calles durante la protesta violenta, en las que las fuerzas del orden lanzaron decenas de bombas lacrimógenas, además de hacer uso de tanquetas con cañones de agua.

Maestros, estudiantes, médicos, entre ellos la presidenta del Colegio Médico Hondureño, Suyapa Figueroa, incluso activistas de partidos de oposición, participaron en la protesta que, sus organizadores habían anunciado que sería "pacífica", con una marcha que saldría de un bulevar en el oriente de la ciudad, hacia la sede del poder Legislativo.

La batalla campal entre policías y manifestantes se produjo en varios puntos del centro histórico de la capital hondureña. EFE/END

El secretario del Parlamento, Tomás Zambrano, dijo a periodistas que la sesión de los diputados que estaba anunciada para eliminar hoy uno o dos de los artículos del decreto aprobado la semana pasada, quedaba "suspendida hasta segunda orden" por los disturbios registrados en la capital.

Marchas y protestas, algunas violentas, también se han registrado hoy en varias de las ciudades más importantes del país.

La presidenta del Colegio Médico Hondureño dijo que la exigencia es derogar todo el decreto, no uno o dos artículos, y que eso "no es negociable".

Añadió que la lucha continuará porque el pueblo, entre tantas cosas que le han quitado los políticos que han gobernando al país, figura "el miedo", y que por eso no tienen miedo a lo que se venga si no es derogado todo lo que aprobaron los diputados.

Niños, mujeres, algunas de ellas embarazadas y ancianos fueron afectados en el centro de la ciudad por el efecto de los gases, mientras que empleados de instituciones públicas y privadas quedaron encerrados durante varias horas en sus oficinas.