•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos cuatro carreteras bloqueadas en Honduras se registran este martes en el segundo día de protestas contra una Ley de Reestructuración y Transformación del Sistema Nacional de Salud y Educación, aprobada por el Parlamento la semana pasada.

Maestros y empleados del sector de la salud cumplen un paro de dos días en varias ciudades del país, para exigir que sea derogada la ley aprobada por el Parlamento, que para hoy convocó a los diputados para "discutir (el) futuro" de la normativa.

 Lea: Protestas en Honduras: lesionados, detenidos y destrozos en 4 incendios

Según los manifestantes, la ley busca privatizar la educación y la salud, además de masivos despidos de maestros y personal de la medicina, a lo que autoridades hondureñas han reiterado que eso no es cierto.

Las autoridades de Educación de Honduras dispusieron la suspensión de clases para hoy en Tegucigalpa, la capital, debido a las protestas del lunes, que dejaron muchos lesionados, detenidos y daños en edificios.

La estatal Universidad Nacional Autónoma de Honduras suspendió también las clases y las actividades administrativas para hoy en todo el país debido a "la situación de inestabilidad".

Las autoridades universitarias lamentaron en un comunicado "los deplorables y reprochables actos de violencia" ocurridos el lunes en el centro histórico de Tegucigalpa.

 De interés: Policía reprime protestas en contra de reformas educativas y sanitarias en Honduras

"Desde la UNAH consideramos que la construcción de consensos es fundamental para garantizar los derechos de la población hondureña, siendo todo acto de violencia contrario a la búsqueda de soluciones, al interés general y el bien común", añade el comunicado.

La capital hondureña vivió un caos por el enfrentamiento entre manifestantes y la Policía, que dejó además incendios en al menos cuatro inmuebles.

Los manifestantes han quemado neumáticos en las carreteras, impidiendo el libre tránsito de vehículos por las zonas. Foto: EFE/END

El enfrentamiento ocurrió cuando la Policía disolvía las protestas de los manifestantes, que destruyeron en el centro de Tegucigalpa cristales de negocios de comidas rápidas, y lanzaron bombas tipo molotov contra dos edificios de la Alcaldía Municipal, uno de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) y una farmacia, según fuentes oficiales.

En el interior del país, también por segundo día, se registran bloqueos en carreteras al sur y oriente de Tegucigalpa, así como en los departamentos de La Paz (centro) y Copán (occidente), de acuerdo con diversas fuentes.

 Además: El sueño de llegar a Estados Unidos de los niños migrantes continúa intacto

Los manifestantes han quemado neumáticos en las carreteras, impidiendo el libre tránsito de vehículos por las zonas, pero hasta las 10:00 hora local (16:00 GMT) en algunos puntos la Policía no había llegado para desalojarlos.

Directivos de educación y de salud han reiterado que la lucha continuará en las calles hasta que el Parlamento hondureño derogué todo el decreto, aunque han aplaudido el anuncio de hoy del presidente del poder Legislativo, Mauricio Oliva, en el sentido de que la ley causante de las protestas será suspendida y archivada.