• San Salvador, El Salvador |
  • |
  • |
  • EFE

Al menos 112 mujeres han sido asesinadas en lo que va de 2019 en El Salvador, país considerado como uno de los más violentos del mundo, informó este miércoles la Policía Nacional Civil (PNC).

Entre el 1 de enero y el 30 de abril del año en curso se registraron 112 homicidios, 44 menos que las contabilizados en el mismo período de 2018 cuando sumaban 156, lo que supone una disminución de un 28 por ciento, explicó el cuerpo de seguridad.

La PNC no brindó detalles sobre los crímenes, ni las circunstancias en las que fueron perpetrados.

La Policía atendió en 2018 un total de 3.916 casos de diferentes tipos de violencia contra la mujer. Archivo/END

Amnistía Internacional considera a El Salvador uno de los países más peligrosos del mundo para las mujeres, ya que solo en 2016 y 2017 registró tasas de feminicidios de 16 y 12 por cada 100.000 habitantes, respectivamente, por encima de lo considerado a nivel internacional como una epidemia.

La Policía atendió en 2018 un total de 3.916 casos de diferentes tipos de violencia contra la mujer, según lo informó recientemente el director del cuerpo de seguridad, Howard Cotto.

Las autoridades atribuyen la mayoría de las muertes violentas, incluidos los homicidios de mujeres, a las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), Barrio 18 y otras minoritarias, que poseen más de 60.000 miembros.

Las tasas de homicidios de entre 103 y 50,3 por cada 100.000 habitantes registradas entre 2015 y 2018 colocan a El Salvador como uno de los países más violentos del mundo, pese a que no se encuentran en guerra.

No obstante, las autoridades militares señalan que el país vive un conflicto armado de "baja intensidad" por los constantes enfrentamientos entre los cuerpos de seguridad y las pandillas.

Estas bandas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro administraciones.

Según los analistas, las "maras" son uno de los principales problemas que el presidente electo salvadoreño, Nayib Bukele, deberá enfrentar tras tomar el poder el 1 de junio.