•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los homicidios en Costa Rica disminuyeron un 21% durante el primer cuatrimestre de 2019, lo que las autoridades del país atribuyen este jueves al trabajo conjunto entre distintos cuerpos policiales.

"Estamos muy complacidos por los resultados que llevamos hasta el momento. Esto nos motiva a seguir trabajando más arduamente. Hemos logrado, en un tema tan importante para el país, una disminución de 44 homicidios", afirmó en una declaración a los medios el ministro costarricense de Seguridad, Michael Soto.

Según los datos divulgados hoy por el Ministerio de Seguridad, durante el primer cuatrimestre de 2019 se contabilizaron 165 homicidios, un 21% menos que los 209 registrados en el mismo periodo de 2018.

En cada mes del primer cuatrimestre se han registrado menos homicidios en comparación a los del año anterior. En abril hubo 18 homicidios menos, en marzo 4, en febrero 1 y enero 21.

Según el Ministerio de Seguridad, se ha detectado una disminución en los homicidios relacionados a ajustes de cuentas y venganzas.

El ministro Soto aseguró que esta disminución, al igual de la del 8 por ciento en delitos contra la propiedad, es el resultado del trabajo conjunto entre los cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad, la Policía de Migración, el Organismo de Investigación Judicial, la Policía de Tránsito y la Fiscalía.

La principal estrategia conjunta para combatir la criminalidad son los llamados "Megaoperativos", de los cuales se han llevado a cabo 100 en 2019 y que consisten en la salida a las calles de cientos de policías al mismo tiempo.

Los homicidios en Costa Rica disminuyeron un 21% durante el primer cuatrimestre de 2019. Archivo/END

En estos operativos los policías realizan retenes en carretera, revisan vehículos y personas sospechosos, efectúan otras labores preventivas y atienden denuncias de los ciudadanos.

En 2018, Costa Rica registró un total de 586 homicidios, un 2,8% menos que los 603 del año 2017, que ha sido la cifra más alta en la historia del país.

La tasa de homicidios pasó de 12,1 homicidios por 100.000 habitantes a 11,7 entre esos años.

Las autoridades atribuyen al menos la mitad de estos crímenes a ajustes de cuentas por narcotráfico.