•   El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Tres hombres, cuyas identidades no han sido reveladas, fueron asesinados este jueves por desconocidos en el municipio salvadoreño de Izalco (oeste), informó la Fiscalía General de la República (FGR).

El Ministerio Público, que no brindó mayor información sobre el hecho, indicó a través de su cuenta de Twitter que el crimen fue perpetrado en el cantón Chorro Arriba, en la localidad de Izalco.

La fuente añadió que el triple homicidio fue cometido con armas de fuego. Este es el segundo homicidio múltiple registrado en el país centroamericano en esta semana. El pasado martes, un grupo de sujetos armados asesinó a seis hombres en un mismo hecho en el departamento de La Paz (sur).

Estas muertes violentas forman parte de los 1.135 homicidios registrados en El Salvador en lo que va de 2019. Archivo/END

Estas muertes violentas forman parte de los 1.135 homicidios registrados en El Salvador en lo que va de 2019, aproximadamente un 15 % menos que los 1.333 computados en el mismo lapso del 2018.

Según las autoridades de seguridad salvadoreñas, el país experimenta un repunte de la violencia homicida desde abril pasado por "recomposiciones" en los liderazgos de las pandillas y purgas internas.

El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo por las tasas de homicidios por cada 100.000 habitantes de entre 103 y 50,3 registradas entre 2015 y 2018, índices atribuidos principalmente a las pandillas.

Estas muertes violentas forman parte de los 1.135 homicidios registrados en El Salvador en lo que va de 2019. Archivo/END

Según el ministro salvadoreño de la Defensa, David Munguía Payés, el país vive un conflicto armado de "baja intensidad" por los constantes enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y las estructuras criminales.

herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro administraciones.

Según los analistas, las "maras" son uno de los principales problemas que el presidente electo salvadoreño, Nayib Bukele, deberá enfrentar tras tomar el poder el 1 de junio próximo.