•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Bancos de El Salvador cerraron las cuentas a la empresa Alba Petróleos como consecuencias de las sanciones impuestas por Estados Unidos a la estatal petrolera venezolana PDVSA, que también alcanzaron a la empresa salvadoreña por considerarla “un vehículo de corrupción y malversación”.

De acuerdo con el diario El Mundo, Alba Petróleos es una sociedad de economía mixta creada con fondos públicos de PDVSA y alcaldías gobernadas por el partido oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Las sanciones contra PDVSA fueron impuestas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos el pasado 28 de enero, como parte del proceso de presión contra el Gobierno de Nicolás Maduro, el que no es reconocido por este país.  

La Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC) ha confirmó que las sanciones impuestas a la empresa Petróleos de Venezuela para entidades y personas estadounidenses también se aplican a empresas extranjeras en las que PDVSA tenga el 50% de acciones.  

La orden impone trabas para impedir que ciudadanos o empresas estadounidenses compren bonos y obligaciones de deuda que emitan el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y la petrolera estatal venezolana.

PDVSA ha sido sancionada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos / Archivo De acuerdo con la publicación de El Mundo, la noticia del cierre de las cuentas de fue confirmada a este diario por José Luis Merino, asesor de Alba Petróleos, dirigente del FMLN y viceministro de inversión de El Salvador. 

Según la publicación del diario salvadoreño “Alba Petróleos ha realizado sin una explicación transferencias millonarias a sociedades creadas en Panamá por miembros del FMLN, y desde que nació no ha dado ninguna utilidad a las alcaldías que invirtieron para su creación”.

Expertos han advertido que la compañía petrolera estatal venezolana Pdvsa es material “radiactivo” para la banca estadounidense y ahora también para la extranjera, debido a la ampliación de las sanciones. 

De acuerdo con El Mundo, José Luis Merino dijo que Alba Petróleos retiró su dinero y buscó otras instancias del sistema financiero, para seguir sus operaciones, otra fuente no mencionada por el diario expresó que la empresa “creó cuentas en cooperativas y cajas de créditos”.

Según la publicación, tras las sanciones de estados Unidos a PDVSA que también alcanzaron a la empresa salvadoreña, Alba Petróleos “no puede hacer transacciones financieras, como depósitos al exterior, abonos a su cuenta de sus deudores, ni depósitos de ventas locales, ni pagos a PDVSA”. 

Sin embargo, José Luis Merino dijo a El Mundo que Alba Petróleos “seguirá operando en El Salvador por medio de Petrocaribe, la alianza de Venezuela con países de gobiernos de izquierdas para vender combustible a precio preferencial”.