•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Representante Especial del Secretario General de la ONU sobre Violencia contra los Niños, Marta Santos Pais, llamó este martes a las autoridades de Centroamérica a invertir en la prevención de la migración irregular para proteger a los menores que "salen de sus territorios por miedo e inseguridad".

Santos, quien se encuentra en El Salvador para reunirse con diversos actores de la sociedad para coordinar acciones para poner fin a la violencia contra la niñez, dijo a Acan-Efe que la ONU "está preocupada por los niños y adolescentes que salieron de Centroamérica en caravanas".

Miles de centroamericanos -en su mayoría hondureños y salvadoreños- abandonaron sus países a mediados de octubre de 2018 en distintas caravanas de migrantes con el afán de llegar a Estados Unidos y solicitar asilo.

Muchos de estos migrantes emprendieron el viaje con sus hijos menores o adolescentes. Esta situación, según lo expresó la experta, es "motivo de profunda preocupación, porque estos niños enfrentan mucha violencia en el camino, puede ser víctimas de trata, de abusos sexuales, de extorsión y de desaparición". Santos Pais señaló que "la esperanza de muchos menores es llegar a ese país (EE.UU.) para reunirse con sus familiares para tener un entorno protector, pero la verdad es que tampoco encuentran un apoyo para su llegada".

Para la experta,, la niñez migrante sufre de "traumas y muchas veces de situaciones de tortura profunda por eso nos preocupa profundamente y consideramos que es muy importante invertir en la prevención". Indicó que invertir en la previsión "significa fortalecer la inclusión social, el apoyo a la familia y la creación de escuelas y entornos seguros", porque, de acuerdo con Santos, "estos niños salen de sus territorios por una situación de miedo e inseguridad y por no poder sobrevivir en sus países".

Según datos de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) proporcionados a Acan-Efe, 161 menores acompañados de un adulto han salido del país en caravanas, de los que 70 son niñas y 91 niños. Entre las razones que motivan la migración irregular en El Salvador se encuentran la búsqueda de mejores condiciones de vida, la reunificación familiar y la violencia.

Esta nación es una de las más violentas del mundo con tasas de homicidios de entre 103 y 50,3 por cada 100.000 habitantes entre 2015 y 2018, muertes violentas atribuidas principalmente al accionar de las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18.