• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La llegada al poder de Nayib Bukele, este sábado en El Salvador, cambia la correlación de fuerzas para Centroamérica en los foros internacionales, coinciden analistas nicaragüenses.

El exdiplomático nicaragüense Bosco Matamoros, afirmó que, por la posición crítica que ha demostrado el exalcalde, ‘millenial’, empresario y ganador de las elecciones presidenciales en El Salvador, se puede prever que este cambio generará en Centroamérica un “efecto multiplicador” de correlaciones de fuerzas.

Para Matamoros, Bukele podría obligar a Gobiernos como los de Honduras y Guatemala a sumarse a las posiciones de otros Estados que piden a Nicaragua una salida pacífica a la crisis, que pasa por el respeto a los derechos humanos.

Para el analista Róger Guevara, debido a la postura que Bukele mantuvo durante su campaña electoral, es posible que “veamos que va a ir en contra de todo lo que representa corrupción”.

Un ‘millenial’, algo diferente

Cuando Bukele se ponga este sábado la banda presidencial, será uno de dos presidentes de Centroamérica con menos de 40 años de edad. El otro es Carlos Alvarado, de Costa Rica.

Matamoros piensa que la nueva forma de gobierno de Bukele muestra a una generación “diferente a lo que países nuestros han visto”.

Nayib Bukele. EFE/Archivo/END

Indicó que el nuevo gobernante salvadoreño deberá responder a las exigencias de la población en cuanto a que los Gobiernos “estén más cerca de los gobernados”.

Caso Nicaragua

Pero Bukele también tendrá un efecto directo sobre el Gobierno de Nicaragua en los foros internacionales.

Según Matamoros, por ahora el Gobierno de Nicaragua tiene el apoyo de dos países en la OEA, y en la última sesión hubo 10 abstenciones, incluida la de El Salvador.

Pero esa abstención de El Salvador se convertirá en un voto en contra para el Gobierno de Nicaragua, cuando Bukele tome posesión de su cargo presidencial.

De acuerdo con Guevara, la política exterior de El Salvador comenzará por cambiar el 1 de junio a su representante ante la OEA, para votar en las próximas discusiones del organismo en torno a la aplicación de la Carta Democrática al Gobierno de Nicaragua.

Esa primera prueba sucederá a más tardar en junio, en Colombia, cuando la OEA celebre su Asamblea Nacional, con la presencia de los cancilleres de América.