•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos seis carreteras bloqueadas y concentraciones en la capital se registran este viernes en el segundo día de protestas de maestros y médicos de Honduras en rechazo a la supuesta privatización de la salud y la educación.

Miembros de organizaciones de maestros y el Colegio Médico lideran las protestas, en las que también participan estudiantes de secundaria y universitarios y activistas de partidos de oposición, para exigir a las autoridades la derogación de dos decretos orientados a la transformación de la educación y la salud.

Según los manifestantes, las iniciativas de ley buscan privatizar la educación y la salud, e incluyen despidos masivos de maestros y personal de la medicina, pese a que el Gobierno aprobó el miércoles un decreto que garantiza que no ocurrirá eso.

Alrededor de un centenar de manifestantes, algunos de ellos con el rostro cubierto, bloquean la carretera que de Tegucigalpa conduce al sur del país con quema de neumáticos, impidiendo el libre tránsito de vehículos por las zonas, pero hasta el momento la Policía no ha llegado para desalojarlos.

"Estamos aquí porque no queremos que nos privaticen la educación y la salud", dijo a Acan-Efe María Méndez, una maestra que trabaja en un colegio de la zona.

Agregó que la protesta continuará hasta que el Gobierno "nos derogue los decretos que afectan al pueblo hondureño al querer privatizar estos servicios básicos: educación y salud".

Los manifestantes exigen la derogación de dos decretos orientados a la transformación de la educación y la salud. AFP/END

En el interior del país, también por segundo día, se registran bloqueos en carreteras en el norte, Caribe y occidente del país, de acuerdo con diversas fuentes.

La Embajada de Estados Unidos en Honduras instó a los hondureños a que "se abstengan de actos de violencia".

"Enfatizamos la necesidad de resolver sus diferencias de forma pacífica con respeto al orden público", subrayó la Embajada estadounidense en un comunicado.

Agregó que el éxito de un país depende de "seguir fomentando la democracia a través de las conversaciones basadas en respeto mutuo".

Miembros de organizaciones de maestros y el Colegio Médico lideran las protestas. AFP/END

"Aunque las diferencias de opinión sean grandes, el Gobierno de Honduras, la sociedad civil, el sector privado y el pueblo hondureño pueden lograr a través del diálogo consensos que beneficiarán a todos", añadió.

Estados Unidos quiere, señala el comunicado, "ver un futuro prometedor" para Honduras, por lo que considera que "es el momento de pensar en el bienestar de los niños y los jóvenes, y trabajar juntos para realizar ese futuro democrático, seguro, próspero y unido que todos los hondureños merecen".

Las labores en escuelas y colegios públicos de las principales ciudades del país centroamericano, al igual que en hospitales, se mantienen paralizadas desde hace tres semanas por las protestas de los médicos y maestros.