•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dos organizaciones sociales pedirán al nuevo presidente de El Salvador, Nayib Bukele, que ordene al Ejército la entrega de los archivos relacionados con la masacre de unos 1.000 campesinos en El Mozote (noreste) en 1981, informó este lunes a Acan-Efe uno de los abogados de los sobrevivientes.

Wilfredo Medrano, de la organización Tutela Legal "María Julia Hérnandez", señaló que junto a la Asociación de Derechos Humanos de El Mozote solicitarán una reunión con Bukele o con alguno de sus delegados para realizar la petición.

Señaló que esperan que Bukele "pueda abrir los archivos militares o remitir toda la información que ha sido solicitada" en el proceso contra 18 uniformados por la referida masacre y que las administraciones anteriores negaron.

"Sabemos que hay información de carácter militar, la que tenemos nosotros y consta en el proceso judicial es limitada" y "no aparecen los planes militares e informes de inteligencia", acotó el letrado.

Explicó que dicha información tiene un "valor histórico" para el cuerpo castrense, por lo que se encuentra en los "archivos generales de la Fuerza Armada", según la declaración que dieron dos oficiales ante el juez de la causa.

Por otra parte, Medrano aplaudió la orden dada por Bukele el fin de semana de borrar de un cuartel del Ejército, en el departamento de San Miguel (este), el nombre del oficial señalado de dirigir la operación en la que se dio la masacre.

El presidente mandó al Ejército a eliminar de la fachada de la Tercera Brigada de Infantería el nombre del teniente coronel Domingo Monterrosa, asesinado en 1984 por la guerrilla y considerado por sectores de la extrema derecha como héroe de guerra.

"Es una medida de reparación muy satisfactoria para las víctimas", acotó Medrano, quien criticó a los dos gobiernos anteriores por no colaborar con la entrega de la información.

Nayib Bukele, presidente electo de El Salvador. Archivo/END

El Informe de la Comisión de la Verdad de la ONU de 1993, que da cuenta de las violaciones a derechos humanos durante la guerra civil (1980-1992), señala que Monterrosa era el comandante del elite Batallón Atlacatl, cuyos miembros perpetraron la masacre de El Mozote.

En enero de 2012, el presidente Mauricio Funes (2009-2014) pidió perdón por la masacre y ordenó al Ejército hacer la "revisión de su interpretación de la historia" para que no se siguiera rindiendo tributo a presuntos violadores de los derechos humanos, pero dicha orden no fue acatada, según las organizaciones sociales.

El referido informe señala que entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981 unidades del Batallón Atlacatl torturaron y ejecutaron "deliberada y sistemáticamente" a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y sitios aledaños. Un registro estatal estima la cifra de víctimas de El Mozote en al menos 1.725, de las que 988 fueron ejecutadas, 48 sobrevivieron a la masacre, 660 son familiares de las personas asesinadas y 29 sufrieron desplazamiento forzado.