•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente salvadoreño Nayib Bukele, quien asumió el cargo el sábado, ordenó este lunes la destitución del director de Protección Civil, Jorge Meléndez, que ha sido implicado en el asesinato del connotado poeta Roque Dalton en 1975.

“Se ordena al ministro de Gobernación, Mario Durán, que remueva al director de Protección Civil, acusado del magnicidio de nuestro poeta Roque Dalton”, publicó en Twitter el mandatario de 37 años.

El ministro contestó vía Twitter: “Está hecho, presidente”.

La familia del poeta señala como responsables del asesinato de Dalton a Meléndez y a Joaquín Villalobos, ambos excomandantes guerrilleros del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Roque Dalton y el también dirigente rebelde Armando Arteaga fueron asesinados el 10 de mayo de 1975 por sus camaradas del guerrillero Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), que los acusaron de ser agentes de la estadounidense Agencia Central de Inteligencia (CIA).

El ERP fue una de las agrupaciones que en 1980 conformaron la guerrilla del FMLN.

En 2012, un juzgado de San Salvador sobreseyó el caso de Villalobos y Meléndez por la muerte de Dalton.

No obstante, en julio de 2018, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia admitió un recurso de amparo contra la Fiscalía por “aparente omisión” en la investigación del asesinato del poeta.

Uno de los hijos del poeta, el periodista Juan José Dalton, explicó a la AFP que de momento “la Corte aún está pendiente de resolver sobre el caso” de su padre.

La decisión de Bukele de destituir a Meléndez es “un bálsamo” para la familia del poeta, según su hijo.

“No es un gesto político, es un acto de justicia. Borra 10 años de encubrimiento de los gobiernos del FMLN”, agregó Juan José Dalton.

Roque Dalton (1935-1975) fue poeta y novelista, y muchas de sus obras, como “Las Historias prohibidas del Pulgarcito” y “Taberna y otros lugares”, han sido publicadas y traducidas a varios idiomas y países.

El sábado, pocas horas después de jurar en el cargo, Bukele ordenó retirar de la fachada de un cuartel en San Miguel (este) el nombre del extinto coronel Domingo Monterrosa, uno de los involucrados en la masacre de El Mozote en la que murieron cerca de 1,000 civiles en 1981 a manos del ejército durante la Guerra Civil (1980-1992).

La guerra civil salvadoreña dejó más de 75,000 muertos y más de 7,000 desaparecidos.

Corte salvadoreña rechaza apelaciones de militares por masacre de El Mozote

Una corte colegiada de El Salvador rechazó las apelaciones presentadas por la defensa de 18 militares procesados por la masacre de unos 1,000 campesinos en El Mozote en 1981, dijo este lunes a Acan-Efe uno de los abogados de las víctimas.

Wilfredo Medrano, de la organización Tutela Legal “María Julia Hernández”, explicó que dichos recursos buscaban levantar el régimen de libertad condicional dictado por el Juzgado Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera (noreste).

La presentación de dichas apelaciones obligó al referido tribunal a aplazar en mayo pasado una audiencia contra los militares retirados, en la que serían notificados de la imputación de los cargos de tortura, desaparición y desplazamiento forzado.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador. AFP/END

Estos delitos se sumarían a los de asesinato, violación, privación de libertad, violación de morada, robo, daños, estragos, actos preparatorios de terrorismo y terrorismo, que les fueron leídos a finales de marzo de 2017.

Añadió que, tras reprogramar la audiencia, el juez de la causa podría llamar a un grupo de expertos para que ratifiquen entre los meses de junio y julio los peritajes militares y antropológicos que han realizado.

El proceso, en el que la masacre fue declarada un crimen de lesa humanidad, se encuentra en la etapa de instrucción y han comparecido más de 30 testigos.

Entre los procesados se encuentra parte de la cúpula militar que dirigió el Ejército salvadoreño durante los primeros años de la Guerra Civil (1980-1992) y mandos intermedios de la unidad que perpetró la matanza.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas de 1993, entre el 10 y 13 de diciembre de 1981 unidades del elite Batallón Atlacatl torturaron y ejecutaron “deliberada y sistemáticamente” a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y sitios aledaños.

Nayib Bukele llegó este lunes al Parlamento salvadoreño para pedir autorización de su agenda de viajes internacionales. AFP/END

Un registro estatal estima la cifra de víctimas de El Mozote en al menos 1,725, de las que 988 fueron ejecutadas, 48 sobrevivieron a la masacre, 660 son familiares de las personas asesinadas y 29 sufrieron desplazamiento forzado.

Este proceso fue reabierto tras la anulación de una ley de amnistía de 1993, emitida pocos días después de conocerse el informe de la ONU sobre los crímenes de guerra.