•   Tuxtla, México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un centenar de migrantes centroamericanos arribó este lunes a la frontera entre México y Guatemala en momentos en que Estados Unidos amenaza al Gobierno mexicano con aplicar aranceles si no detiene la migración ilegal.

Los migrantes, en su mayoría hondureños, salieron en caravana el sábado pasado de San Pedro Sula y forman una fila en el puente internacional Rodolfo Robles, que divide a México con Guatemala, en espera de ser atendidos por autoridades migratorias, confirmaron fuentes del Instituto Nacional de Migración (INM).

La migración de centroamericanos ha continuado pese a los operativos de las autoridades mexicanas y las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles a las exportaciones de México a partir del 10 de junio si no se detiene la migración ilegal.

Jonathan, un migrante hondureño de 26 años que no dio su apellido, dijo saber de los operativos de la Policía mexicana, pero aseguró que en su segundo intento por llegar a Estados Unidos ya conoce el territorio mexicano para poder librarlos.

“No deberían de ser así. Nosotros los migrantes, solo queremos pasar para ir a trabajar”, dijo.

Autoridades de México iniciaron este lunes conversaciones en Estados Unidos confiadas en poder superar el diferendo sobre migración que provocó la amenaza de Trump con imponer aranceles a todos los productos mexicanos.

“Estamos por el libre comercio y pensamos que se puede llegar a un acuerdo”, dijo este lunes el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), desde Ciudad de México, mientras su canciller, Marcelo Ebrard, advertía en Washington sobre el “efecto contraproducente” de las medidas.

“Quiero seguir siendo amigo del presidente Donald Trump”, afirmó AMLO.

El canciller mexicano se reunirá el próximo miércoles con el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, para discutir el tema.