• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Los países centroamericanos trabajan en un plan para atender la crisis migratoria en la región, agudizada el año pasado con la separación de familias migrantes en Estados Unidos y la salida de caravanas masivas, dijo este martes la canciller guatemalteca Sandra Jovel.

Jovel dijo que el plan "integral" estará listo "a la brevedad posible", al abrir en la capital guatemalteca una reunión con sus colegas regionales, antesala de la cumbre de presidentes del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

"Actualmente los países miembros y la institucionalidad involucrada (en el SICA) se encuentran en el proceso de recopilación de información que servirá como insumo para un informe de caracterización, que presentará recomendaciones para la formulación de un plan de acción" con el fin de atender la migración, agregó.

Centroamérica atraviesa una crisis migratoria principalmente por el éxodo masivo de personas a Estados Unidos, escapando de la violencia y la pobreza, sobre todo de Guatemala, Honduras y El Salvador, que integran el llamado Triángulo Norte de Centroamérica.

La crisis migratoria escaló a medidos del año pasado después de hacerse pública la separación de padres e hijos migrantes en la frontera estadounidense.

Jovel señaló que el plan "complementará" el trabajo que cada país realiza en materia migratoria, y contendrá "un estudio de las causas y las consecuencias de la migración".

Los presidente centroamericanos se reunirán este miércoles en Ciudad de Guatemala para hablar de economía y seguridad, con la crisis migratoria como telón de fondo.

Caravana de migrantes centroamericanos / Archivo

En la cita, Guatemala entregará la presidencia temporal del SICA a El Salvador.

La salida de caravanas de migrantes ha irritado al presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha acusado a los gobiernos de Centroamérica y México de no hacer lo suficiente para frenarlas.

Cinco menores guatemaltecos han muerto desde diciembre pasado bajo vigilancia oficial tras cruzar ilegalmente la frontera de México con Estados Unidos.