•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nuevo presidente de El Salvador, Nayib Bukele, asumió el estilo marcado por Donald Trump, de usar Twitter como medio oficial, pero va más allá, porque no solo se limita a dar declaraciones, sino que ordena el retiro de funcionarios, entre otras medidas.

“Un logro de nuestro gobierno es que encontramos la ‘Fábrica de empleos’. Lástima que la vamos a desmantelar”, advirtió Bukele en un tuit la noche del martes al ordenar el retiro de familiares de altos funcionarios del gobierno saliente del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Los empleados del sector público afectados eran allegados, en su mayoría, al expresidente Salvador Sánchez Cerén.

“Se le ordena al presidente de CEL, @wdgranadino, remover de su cargo a Claudia Sánchez Villalta, hija del expresidente Sánchez Cerén. No contrate reemplazo, envíe su plaza de US$4,000 mensuales a ahorro institucional”, indica uno de los tuits publicados por Bukele, quien asumió la Presidencia el sábado pasado.

Según el diario La Prensa Gráfica, de El Salvador, al final del día el presidente ordenó a sus funcionarios hacer efectivos el despido de un hijo, dos hijas, cuatro nietos, una nuera y el esposo de la nieta del expresidente Sánchez Cerén, quienes laboraban en diferentes instituciones públicas.

Asimismo, se ordenó el despido de un sobrino y un medio hermano del exdiputado Sigfrido Reyes, y un hermano de la exdiputada Lorena Peña, confirma un periódico salvadoreño.

Este miércoles, el presidente Bukele en tono sarcástico anunció: “El Mujica de El Salvador”, “el presidente honrado”... Solo en salarios su grupo familiar se llevó más de US$6 millones en su quinquenio. Solo en salarios”, remarcó el mandatario refiriéndose a Sánchez Cerén.

En otros casos, el nuevo presidente salvadoreño ordenó congelar algunas plazas para que los salarios de los trabajadores sirvan como una fuente de ahorro.

“Se le ordena a la ministra de Relaciones Exteriores @CancillerAleHT, remover de su cargo a Karla Palm Valladares, sobrina de Marta Valladares (Nidia Díaz), de su cargo de asistente en Roma, Italia, con un salario de US$2,015.24. No contrate reemplazo y envíe ese monto a ahorro”, indicó en su cuenta de Twitter el presidente Bukele.

ARENA y FMLN reaccionan

En la Asamblea Legislativa de El Salvador, algunos diputados calificaron de actos de “monarquía” las órdenes dictadas por el presidente Bukele para despedir vía Twitter a empleados y funcionarios del anterior gobierno del FMLN, publicó en su plataforma digital El Universal de El Salvador.

El presidente de la Asamblea Nacional, Norman Quijano, dijo que se trata de un estilo “monárquico”, mientras que el diputado Rodolfo Parker calificó al nuevo gobernante de tener una “actitud autocrática”.

Medardo González, secretario general del FMLN, informó que su partido pondrá a la disposición un equipo de abogados para “apoyar legalmente a quienes estén siendo despedidos injustificadamente de sus trabajos”.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador. Archivo/AFP/END

La posición de González también fue compartida a través de un comunicado en la página oficial del partido, donde indicó: “Estaremos apoyando y acompañando la lucha por la defensa y reivindicación de los derechos laborales violentados por el anuncio del nuevo presidente”.

Bukele asumió la Presidencia de El Salvador el pasado 1 de junio, luego de ganar las elecciones representando al partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA).

Política desde redes

Según Yássir Chavarría, consultor en comunicación estratégica digital, hay dos factores importantes que inciden en la nueva forma de hacer política en los nuevos líderes políticos, lo primero es entender que estos presidentes se dirigen a la ciudadanía joven que tienen influencia en la política nacional y digital.

El nuevo presidente de El Salvador se ha mostrado muy activo en Twitter. Archivo/END

“Los jóvenes no se informan con los medios de comunicación tradicionales, sino que usan las redes sociales, esto les permite a los políticos tener una comunicación rápida, concisa y que puede generar una viralización del mensaje”, explica Chavarría.

El segundo punto importante, es que con esta forma de comunicación, los líderes como el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, pueden entender lo que piensan las audiencias. “Para él (Bukele) es importante saber hacia dónde va la opinión pública, entonces cada vez que hay un tuit, ellos analizan las reacciones”, aclara Chavarría.

Por lo tanto, esta nueva tendencia de emitir decretos, comunicados a la nación y nuevas disposiciones a través de Twitter, es una forma de mostrar el cambio en la política nacional de El Salvador.

“La clave es decirle a todos los políticos, yo vengo a cambiar la política de mi país, los tuits son una muestra de ello”, afirma Chavarría.