• Panamá |
  • |
  • |
  • EFE

La multinacional Odebrecht aseguró que el proceso de quiebra al que se ha acogido en Brasil no afecta sus operaciones en Panamá, por lo que seguirá "cumpliendo con todos los contratos y obligaciones judiciales" que tiene en el país centroamericano.

"Las negociaciones que se adelantan en Brasil con el holding Odebrecht S.A no afectan la operación de Odebrecht Ingeniería & Construcción (OEC) en Panamá. OEC es una empresa con gobierno y estructura de capital propio", indicó la compañía en un comunicado al que tuvo acceso Efe.

La constructora, el mayor contratista del Estado panameño, "seguirá entregando los proyectos a tiempo, con calidad, beneficiando a las comunidades y cumpliendo con todos los contratos y obligaciones judiciales", agregó la nota.

El holding de Odebrecht, involucrado en un escándalo mundial de pago de sobornos, solicitó el lunes acogerse a la ley de quiebras de Brasil para reestructurar 83,627 millones de reales (unos 21,400 millones de dólares).

Se trata del mayor pedido a ley de quiebras de la historia de Brasil, por delante de la solicitud de Oi, una de las mayores compañías de telefonía del país y que se declaró en bancarrota en 2016, con unas deudas de 65,000 millones de reales (unos 16,665 millones de dólares).

La constructora explicó que en la decisión pesó la "crisis económica" que golpeó a Brasil en los últimos años, el "impacto en su reputación debido a los errores cometidos" y la "dificultad" que enfrentan las empresas que colaboran con la Justicia a la hora de "recibir nuevos créditos y tener sus servicios contratados".

La multinacional acaba de entregar la segunda línea de metro de la capital panameña. Archivo/END

El Departamento de Justicia de Estados Unidos divulgó en diciembre de 2016 unos documentos que desvelaron que Odebrecht pagó cerca de 788 millones de dólares en sobornos en una docena de países latinoamericanos, como Panamá, Perú, Argentina, República Dominicana, Brasil o Venezuela.

Tras la revelación, varios países vetaron a la firma en licitaciones públicas y otros alcanzaron con ella acuerdos judiciales, que incluyen el pago de multas millonarias y la delación de los funcionarios locales a los que pagaron sobornos.

La Justicia panameña validó en diciembre de 2017 el acuerdo alcanzado entre la Fiscalía y Odebrecht, que incluye el pago de una multa de 220 millones y el archivo del caso contra la empresa y sus antiguos directivos en Panamá.

La multinacional acaba de entregar la segunda línea de metro de la capital panameña y se encuentra construyendo un ramal del suburbano al aeropuerto y renovando la ciudad caribeña de Colón, entre otros proyectos.