• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • EFE

Agentes de la escala básica de la Policía Nacional de Honduras se declararon en paro este miércoles, aduciendo que les violentan sus derechos y se pronunciaron a favor de los sectores que protestan desde mayo exigiendo mejores sistemas de educación y salud.

Uno de los policías en paro en uno de los cuarteles de las fuerzas del orden en Tegucigalpa dijo a periodistas, con su rostro cubierto, que se les exige "ir a reprimir al pueblo" que ha venido participando en las manifestaciones de los últimos dos meses, por lo que pidió "disculpas".

Lea: Maestros y médicos de Honduras ratifican continuidad de protestas

A sus demás compañeros, les pidió que se sumen a la protesta y que "no se dejen atemorizar" de sus superiores, que amenazan con tomar represalias.

En el Cuartel de Casamata, los agentes que protestan incluso lanzaron gas lacrimógeno como medida para que sus compañeros se sumen al paro.

Esta protesta se suma a otra de un grupo de agentes de la fuerza especial "Cobras", de la misma Policía Nacional, que el martes reclamaron "mejores condiciones laborales, según indicó la Secretaría de Seguridad.

En el cuartel de los "Cobras" también hubo este miércoles lanzamiento de gas lacrimógeno al parecer cuando altos mandos de la Policía Nacional estaban llegando para dialogar y buscar que la situación volviera a la normalidad.

De interés: Médicos y maestros bloquean carreteras en protestas en Honduras

Las autoridades han ordenado "la revisión de las jornadas laborales de los miembros de la carrera policial, debido a la duplicidad de turnos que están cumpliendo para atender la situación que atraviesa el país", añade el comunicado de la Secretaría de Seguridad emitido el martes.

En lo que respecta a las mejoras salariales, señaló que desde enero pasado se solicitó a la Secretaría de Finanzas un análisis de fondos para hacer efectivo un incremento a la partida de sueldos de los policías.

Las autoridades aseguran que hasta ahora han "cumplido con los compromisos adquiridos en materia de mejora continua y dignificación policial" y que los "más de 17,000 funcionarios policiales han recibido en tiempo y forma el pago de su decimocuarto mes de salario -que se hace en junio de cada año- y que en los próximos días será depositado el salario correspondiente" al presente mes.

La rebelión de los policías se produce en momentos en que un sector de los maestros y médicos exigen, con protestas en las calles de las principales ciudades del país, mejoras en los sistemas de educación y salud.

Además: Continúan las protestas en Honduras

Las manifestaciones, a las que se han sumado otros sectores, comenzaron a inicios de mayo, exigiendo la derogación de dos decretos ligados a la educación y salud pública, bajo el argumento de que el Gobierno pretende privatizar ambos servicios y hacer despidos masivos de galenos y docentes.

El Gobierno, que derogó los dos polémicos decretos, ha reiterado que es falso que se quiera privatizar la educación y la salud y despedir empleados.