• Tapachula, México |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y su par salvadoreño Nayib Bukele lanzaron este jueves un programa de desarrollo económico para Centroamérica con una inversión inicial de 30 millones de dólares.

Ambos mandatarios se encontraron en la ciudad mexicana de Tapachula, en la frontera con Guatemala, punto obligado para el paso de cientos de miles de centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos escapando de la pobreza y la violencia.

"Iniciamos con más de 30 millones de dólares de transferencia directa dentro de un programa que contempla más de 100 millones de dólares", dijo el canciller mexicano Marcelo Ebrard al presentar el programa elaborado por la Comisión Económica para América Latina (Cepal) a petición de México, Honduras, Guatemala y El Salvador.

En su etapa inicial, el programa, que hace 30 recomendaciones que buscan mejorar la calidad de vida de la región, contempla la plantación de más de 200,000 hectáreas en el sur de México bajo el lema "Sembrando Vida", si bien no se especificó de qué cultivos se trata.

"Se van a incorporar o se van a incluir a un programa similar (...) más de 50,000 hectáreas en la hermana República de El Salvador", añadió Ebrard.

 El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su homólogo de El Salvador, Nayib Bukele. AFP/END.

Bukele resaltó por su lado que este programa, además de que se traducirá en la generación de miles de empleos locales, será un "detonante económico" para la región.

Por su parte, López Obrador recalcó que la mejor herramienta para combatir la migración hacia Estados Unidos es el desarrollo económico. "La gente no sale por gusto de sus comunidades, lo hace por necesidad", dijo.

El izquierdista de 65 años aseguró que en medio de las arduas negociaciones de México con Washington para evitar aranceles a productos mexicanos en represalia por no detener la oleada de migrantes, se consiguió convencer al presidente Donald Trump de que atacar la pobreza es la mejor solución.

 El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su homólogo de El Salvador, Nayib Bukele. AFP/END.

"La mejor manera de enfrentar el fenómeno migratorio es impulsando las actividades productivas (...). Él (Trump) ha ido entendiendo esta propuesta. Al principio a lo mejor no la veía como opción, como alternativa, ha costado un poco de trabajo esta labor de convencimiento", aseguró.

Pero en el terreno, los migrantes siguen buscando el sueño americano.

En medio de empellones y gritos con reclamos diversos, un pequeño grupo de migrantes logró acercarse a López Obrador y a Ebrard para plantear su única exigencia: visas para que mujeres y niños puedan concretar su paso por México hasta su destino anhelado en Estados Unidos.