• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • EFE

Las protestas que promueve la Plataforma para la defensa de la Salud y Educación, que aglutina a médicos y maestros, continúan este viernes en Honduras con el bloqueo de carreteras, como ha venido ocurriendo en las últimas semanas, que impiden la libre circulación de vehículos.

En la protesta de hoy, un grupo de manifestantes colocó piedras, palos y otros objetos para hacer una especie de barricada en una de las principales carreteras del departamento de El Paraíso, en el oriente del país, por lo que el tránsito de vehículos se mantiene interrumpido, sin presencia policial.

Medios locales también han informado de protestas en otras ciudades del país como La Ceiba, en el Caribe del país, dentro de las manifestaciones que promueve una facción de médicos y maestros del sector público a favor de la salud y educación de Honduras.

Elementos de la Policía Militar de Orden Público llegaron al puente sobre el río Danto de La Ceiba para desalojar a los manifestantes, sin que hasta ahora se registren enfrentamientos.

En Tegucigalpa, individuos con el rostro cubierto, que dicen ser estudiantes, ocupan desde primeras horas de la mañana la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

La protesta es porque "seguimos resistiendo, seguimos en lucha, los estudiantes conscientes estamos presente ante todos los atropellos y la ingobernabilidad de parte del Estado", dijo a periodistas una de las manifestantes, que no se identificó.

Agentes de la Policía Nacional de la fuerza especial "Cobras" en una protesta en Honduras. EFE/END

Honduras vive una álgida situación social, política y económica derivada de protestas iniciadas en mayo por médicos y maestros del sector público que exigen mejores sistemas de educación y salud.

Algunas de las manifestaciones, a las que se han sumado varios sectores y se derivaron de la aprobación en abril, por parte del Parlamento, de dos decretos asociados a la educación y la salud, han terminado con violencia y daños a la propiedad privada.

Médicos y docentes exigieron al Gobierno la derogación de los decretos, porque según ellos se orientaban a privatizar la educación y la salud, y despidos masivos de empleados de ambos sectores, lo que siempre ha rechazado el Gobierno.

El Gobierno que preside Juan Orlando Hernández derogó el pasado día 2 los dos polémicos decretos, pero las manifestaciones no han cesado.

El poder Ejecutivo ha invitado a los maestros y médicos a un diálogo instalado por el gobernante la semana pasada para superar la crisis, pero sus directivos respondieron que no aduciendo que la iniciativa es falsa.

Los policías hondureños de la fuerza especial "Cobras" que estaban en paro desde el miércoles exigiendo mejoras en las condiciones de trabajo lograron hoy un acuerdo con las autoridades de la Secretaría de Seguridad.

Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras. AFP/END

El acuerdo, de nueve puntos, se logró luego de una larga jornada de diálogo que se inició el jueves con la mediación del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera.

El miércoles, más de un centenar de agentes del orden se acuartelaron en una de las instalaciones de la Policía Nacional, donde en un momento lanzaron gas lacrimógeno a oficiales superiores cuando llegaban con la idea de buscar una solución a la crisis interna de la institución.

Debido a la protesta de los agentes y las manifestaciones violentas, el presidente hondureño ordenó el jueves la salida a las calles de la Policía Militar de Orden Público.

Los policías militares van provistos de chalecos antibalas, escudos y armas de fuego, y según dijo el jueves el presidente, garantizarán los derechos de los ciudadanos, principalmente los de movilización.