• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • Edición Web

Cuatro hombres que fueron detenidos en Nicaragua bajo sospecha de integrar el Estado Islámico (EI) y enviados a Costa Rica, serán deportados a sus países de origen Irak y Egipto, por carecer de documentos, informaron autoridades migratorias en San José.

Se trata de los egipcios Mohamed Ibrahim, de 33 años, y Mahmoud Samy Eissa, de 26, así como los iraquíes Ahmed Ghanim Mohamed Al Jubury, de 41 años, y Mustafa Ali Mohamed Yaoob, de 29.

La Dirección de Migración costarricense dijo este jueves que la deportación de los cuatro hombres se realizará una vez que concluyan las investigaciones.

Los detenidos habían ingresado el 9 de junio a Costa Rica desde Panamá, en el marco de un acuerdo de control migratorio que permite la entrada de 100 personas por día.

Bajo este pacto, cruzan la frontera costarricense personas de Haití, Cuba o países africanos y asiáticos que buscan llegar por tierra a EE. UU.

El día 25, los cuatro hombres se trasladaron a Nicaragua, cuando fueron detenidos bajo sospecha de integrar el grupo yihadista Estado Islámico, según un comunicado de la Policía nicaragüense, por lo que fueron devueltos de inmediato a Costa Rica, desde donde habían ingresado.

El director de la Policía migratoria costarricense, Stephen Madden, explicó a medios de prensa que las consultas biométricas que realiza Panamá a todos los migrantes que cruzan su territorio y las que realiza Costa Rica, no indicaron que existiera una alerta sobre los cuatro detenidos.

Recabaron información

Igualmente, el presidente Carlos Alvarado dijo este miércoles que Costa Rica recabó la información de los detenidos y la compartió con organismos de Inteligencia internacionales, sin que hubiera sospechas de actividades ilegales.

Madden indicó que las sospechas sobre los cuatro hombres surgieron después de que abandonaron el territorio costarricense e ingresaran a Nicaragua.

Los países centroamericanos se apresuraron a ubicar los presuntos terroristas, luego que el Departamento de Seguridad de EE. UU. emitiera una alerta sobre ellos a través de México, luego que los sospechosos permanecieran más de 40 días en la región.

Según el diario Panamá América, tres de los cuatro sospechosos de integrar el EI permanecieron en Panamá casi un mes, de acuerdo con información del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos (HSI, por sus siglas en inglés).

En el reporte del HSI se detalla que los egipcios Hibrahim Mohamed y Mohamed Eissa, junto con el iraquí Ahmed Ghanim Mohamed Al Juburi fueron detectados en su paso por Panamá el 12 de mayo y posteriormente ingresaron el 9 de junio a Costa Rica a través del puesto fronterizo de Paso Canoas.

La información no precisa exactamente cuándo y por dónde ingresaron los sospechosos a Panamá.

Este lunes 24 de junio, tras una alerta que emitió México, luego de ser informado por el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos, se supo de la posible presencia de terroristas integrantes del Estado Islámico en la región.

Tras la alarma en México, Costa Rica salió al paso y alertó el lunes por la tarde sobre la presencia de los sospechosos en Nicaragua, y el martes por la tarde las autoridades nicaragüenses dieron a conocer la captura y posterior expulsión de cuatro personas del Medio Oriente.

El comunicado emitido por la Policía de Nicaragua detalla que el Ejército de Nicaragua los capturó el mismo martes en horas tempranas en un punto ciego con la frontera costarricense. La detención se registró 16 días después de haber sido ubicados entrando a Costa Rica.