• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • AFP

Honduras exigió este lunes respeto al debido proceso y garantizar la dignidad y la vida, ante las masivas redadas de inmigrantes anunciadas por Estados Unidos desde el domingo pasado.

"El Estado de Honduras reitera que los estándares interamericanos de derechos humanos exigen que cada decisión en materia migratoria sea fundamentada individualmente y se respete el debido proceso (...) garantizando, entre otros, la dignidad, la vida", señaló la cancillería en comunicado.

La administración de Donald Trump anunció redadas dirigidas a unos 2.000 inmigrantes en diez estados a partir del domingo anterior.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. AFP/END

"Ellos vinieron de forma ilegal", dijo el mandatario a los periodistas en la Casa Blanca, anunciando que los oficiales de migración van a detener a los sacar a las personas que ingresaron ilegalmente y "llevarlas de vuelta a sus países".

La cancillería hondureña demandó en su comunicado que se debe respetar a los inmigrantes "aplicando los principios fundamentales de no devolución" a sus países y, sobre todo, en casos de niños.

"El Servicio Consular de Honduras en Estados Unidos está en alerta para atender a los hondureños que requieran servicios de protección o asesoría, con el apoyo de abogados", añadió.

La administración de Donald Trump anunció redadas dirigidas a unos 2.000 inmigrantes en diez estados. Archivo/END

Llamó a los hondureños a "mantener la calma" y que en caso de ser abordados no revelar su situación migratoria, solicitar la orden judicial de arresto o revisión antes de abrir las puertas de sus casas a las autoridades migratorias.

Unos 64.000 hondureños han sido deportados desde Estados Unidos y México en lo que va del 2019, según el Observatorio de Migraciones de la cancillería. El año pasado en esta época sumaban cerca de 43.000, para un aumento cercano al 43% este año.

Desde octubre pasado la emigración de hondureños aumentó a través de caravanas huyendo de la falta de empleo, en busca de mejores condiciones de vida o escapando de los asesinatos de pandilleros y narcotraficantes.

Cerca de un millón de hondureños vive en Estados Unidos, la mayoría indocumentados, los cuales inyectan a la economía 4.000 millones de dólares anuales, equivalentes a cerca del 20% del Producto Interno Bruto (PIB) el país.