• |
  • |
  • AFP

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, y el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se comprometieron este domingo a estrechar la cooperación para reducir la migración irregular.

Tras una reunión de un poco más de una hora en la casa de gobierno en San Salvador, Pompeo dijo en una rueda de prensa conjunta con Bukele, que para afrontar el problema de “la migración ilegal” los dos países necesitan trabajar “de manera conjunta (para) tener una seguridad fronteriza más fuerte”.

Pompeo llegó a El Salvador en el cierre de una gira latinoamericana que incluyó escalas en Argentina, Ecuador y México.

“Nosotros queremos que la gente se quede en sus propios países, no emigre”, declaró Pompeo, recordando que “la pobreza y las pandillas” son dos elementos que motivan la migración irregular.

Bukele estimó que el problema de la migración lo van a resolver “juntos”, para lo cual buscarán “fortalecer” la relación bilateral “en todas las áreas”.

Se estima que a diario unos 300 salvadoreños migran en forma irregular a EE. UU., en busca de trabajo o huyendo de la violencia desatada por las pandillas.

“Complacido de habernos reunido con el presidente Nayib Bukele. Apoyamos sus planes de estimular el crecimiento económico, reducir la migración ilegal y creemos que su visión de construir un El Salvador fuerte y autosuficiente llevará a un futuro brillante”, describió el secretario de Estado su reunión de una hora con el mandatario salvadoreño, en Twitter.

“EE. UU. y El Salvador son socios en la lucha contra las drogas, el crimen organizado y las pandillas. Miramos avances en la construcción de operaciones conjuntas antinarcóticos y esfuerzos para combatir el crimen organizado junto a la Policía Nacional Civil, como nosotros fortalecemos la seguridad para nuestros ciudadanos”, tuiteó Pompeo.

Mike Pompeo, secretario de EE. UU., concluyó en El Salvador, una gira a cuatro países latinoamericanos. AFP/END

“El presidente Bukele reitera la importancia de iniciar en este quinquenio una nueva relación con los Estados Unidos”, manifestó por su parte el mandatario salvadoreño, también vía Twitter.

Centro aéreo se mantiene

Pompeo y los ministros salvadoreños de Exteriores, Alexandra Hill, y Defensa, René Merino, junto al jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Craig Faller, firmaron un acuerdo para que continúe operando un centro aéreo contra el narcotráfico en El Salvador.

Ese centro aéreo funciona contiguo al aeropuerto internacional Óscar Arnulfo Romero, a unos 45 kilómetros al sureste de San Salvador.

Horas antes, el secretario de Estado estuvo en México, donde agradeció los “avances” para frenar la migración ilegal en vísperas de que venza un plazo fijado por Washington a esos efectos.

Una gira relámpago por América Latina concluye en el país centro-americano, donde la migración y seguridad fueron los principales temas a tratar. AFP/END

Pompeo se reunió este domingo en privado con el canciller mexicano Marcelo Ebrard, en el marco de una gira latinoamericana.

Además del tema migratorio, estuvo sobre la mesa el dinero del narco Joaquín “Chapo” Guzmán, condenado la semana pasada a cadena perpetua en Estados Unidos, así como el tráfico ilegal de armas estadounidenses a México, dijo la Cancillería mexicana en un comunicado.