• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • Edición Web

La explosión registrada la noche de ayer frente a las instalaciones de la televisora Teletica sigue sin esclarecerse. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica continúa investigando lo ocurrido.

Según la denuncia que realizó el propio medio de comunicación, en las cámaras de seguridad quedó grabado el momento en que tres hombres cruzan la calle principal, colocan un dispositivo en el suelo y luego se retiran de la escena, minutos después, el artefacto explota, ocasionando solamente daños materiales en un ventanal del edificio.

Los hechos ocurrieron a eso de las 11:30 p. m. en la esquina suroeste de las instalaciones de Teletica, frente al Parque Metropolitano La Sabana.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, en su cuenta de Twitter condenó el ataque contra la televisora e informó que ya se están realizando las actividades pertinentes.

“Condeno con vehemencia lo sucedido en la madrugada en las inmediaciones de Teletica. Unos pocos no pueden intimidar a un país a salir adelante y callar la libertad de expresión. En este momento las autoridades de seguridad trabajan para encontrar a los responsables”, escribió Carlos Alvarado en Twitter.

Hasta el momento el Organismo de Investigación Judicial no ha emitido resultados de la investigación ni ha dado información de las personas que dejaron el explosivo.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, en su cuenta de Twitter condenó el ataque contra la televisora e informó que ya se están realizando las actividades pertinentes.  

El Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica declaró a la prensa local que el artefacto que lanzaron en las instalaciones de Teletica era un extinguidor rellenado con explosivos y que tenía un temporizador.

Producto de la explosión no se registró ninguna persona lesionada.

Según las autoridades de Costa Rica, hace un mes ocurrió una situación similar, en esta ocasión colocaron artefactos explosivos en la ventana de la oficina del Partido de Integración Nacional (PIN).

En esta ocasión, quienes colocaron los explosivos también fueron tres hombres, quienes en 30 segundos lanzaron los artefactos y huyeron en el vehículo que se transportaban.