• San Salvador, El Salvador |
  • |
  • |
  • AFP

La Policía detuvo al presunto homicida del cantante de la banda local de rock Apes of God, César Francisco Canales, quien falleció el sábado de un disparo en pleno concierto en la ciudad de Armenia, a unos 40 kilómetros al oeste de San Salvador.

"Las autoridades informan sobre el arresto de Wilber Isidro Orellana, de 36 años, acusado del homicidio agravado, en perjuicio de Francisco Canales, cantante de rock, cuyo hecho se registró en el interior de un restaurante privado en Armenia", escribió en Twitter la Corporación de seguridad.

Según el informe de la Policía, el incidente se registró la noche del sábado durante un festival que se desarrollaba en el restaurante.

El ataque contra el vocalista de Apes of God, se produjo cuando estaba por finalizar su participación en el evento denominado Green Metal Concert en el que participaron otras agrupaciones.

"El detenido ya ha sido puesto a la orden de las autoridades respectivas", destacó la Policía.

El Salvador se mantiene como uno de los países sin guerra más violentos del mundo con un promedio de 51 homicidios por cada 100,000 habitantes en 2018.

En el país centroamericano también se reportan a diario entre seis y ocho casos de personas desaparecidas, en su mayoría jóvenes, según estimaciones de organizaciones de derechos humanos.

Datos de la Fiscalía General de la República (FGR) indican que entre enero y la primera quincena de julio de 2019 se registraron 1,811 denuncias de personas desaparecidas. Un ritmo similar al de 2018, cuando en todo el año pasado hubo 3,679 denuncias, en un población que superó por poco los 6.5 millones de habitantes.