• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • Edición Web

Más de 7.400 hondureños tuvieron que abandonar sus comunidades desde 2016 a causa de la violencia, reveló este lunes el estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos Honduras (Conadeh) en un informe.

Desde 2016 hasta junio del 2019, un total de 7.446 personas tuvieron que huir por la actividad de pandillas y bandas de narcotraficantes, anotó el estudio del organismo, presentado en rueda de prensa junto al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Detalló que solamente entre el 1° de enero y junio del 2009, huyeron 1.985 personas de sus hogares, 55% de ellas por amenazas, 12,4% por asesinato de familiares, 12,5% por extorsiones, 7,1% por tentativa de homicidio, 4,1% por reclutamiento de menores por pandillas y 8,4% otras causas.

Las personas más afectadas son los comerciantes con 22,6% de los casos, seguidos luego de amas de casa con 20%.

Entre otros sectores afectados figuran los docentes, conductores de vehículos, agricultores, abogados, policías transportistas y periodistas.

El informe destaca "la gravedad del problema sobre desplazamiento forzado en Honduras, la necesidad de atenderlo de forma conjunta, articulada entre el Estado y la sociedad, con la cooperación internacional".

El representante de ACNUR en Honduras, Andrés Celis, lamentó que el Congreso hondureño tiene engavetado desde hace cuatro meses un proyecto de ley para proteger a las personas amenazadas por la violencia en algunas zonas del país.