• Ciudad de Guatemala, Guatemala |
  • |
  • |
  • AFP

Las torrenciales lluvias que afectan Guatemala desde mayo han dejado cuatro muertos, un desaparecido y más de 335,000 afectados por daños a viviendas puentes y carreteras, informó este jueves la protección civil.

Los aguaceros causaron daños en 1,008 viviendas y siete escuelas, y destruyeron dos puentes y 55 carreteras, dijo David de León, portavoz de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred).

Las fuertes precipitaciones y saturación de suelos de la última semana han generado 21 incidentes como inundaciones, derrumbes, deslizamientos y colapsos estructurales, con 62 personas que debieron ser evacuadas.

A inicios de este mes, una fuerte inundación provocada por las lluvias dejó dos muertos en el sur de la capital, según información de una fuente de protección civil.

Las víctimas fueron arrastradas por una "correntada ocasionada por la acumulación de agua" a causa de las precipitaciones en un barrio popular del municipio de Amatitlán, unos 15 km al sur de Ciudad de Guatemala, dijo Julio Sánchez, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), a periodistas.

En su momento, el funcionario explicó que los fallecidos fueron "un adulto y un menor de edad", sin aportar mayores detalles.

La actual época de lluvia en el país centroamericano comenzó a finales de abril y termina en noviembre.

Los aguaceros causaron daños en 1,008 viviendas y siete escuelas, y destruyeron dos puentes y 55 carreteras. Imagen referencial. Archivo/END

En 2018 las lluvias dejaron nueve muertos, una cifra inferior a los 30 fallecidos en la temporada de 2017, según la Conred.

La época de lluvias suele dejar una estela de muertes en Guatemala, donde 59% de sus 17,7 millones de habitantes viven en la pobreza. Además de ser uno de los principales países vulnerables a desastres naturales por el cambio climático.

Según la Coordinadora para la Reducción de Desastres, en el país centroamericano existen más de 10,000 puntos de riesgo a deslizamientos e inundaciones debido a las condiciones topográficas del terreno.