• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente de honduras, Juan Orlando Hernández, expresó este lunes a una alta autoridad de Estados Unidos su preocupación ante el paso de decenas de miles de emigrantes cubanos, haitianos y africanos por territorio centroamericano con rumbo a Estados Unidos.

El mandatario hondureño indicó que en lo que va de este año han pasado por Honduras 30.000 migrantes de Cuba, Haití, África y Asia, y esta cifra podría llegar a 70.000 a fin de año, según un comunicado oficial basado en una entrevista que Juan Orlando Hernández dio en Washington a la emisora local HRN.

"Para nosotros este es un tema delicado y difícil de manejar, por eso venimos a hacer el planteamiento de que tenemos que trabajar en conjunto, con responsabilidades compartidas aunque diferenciadas" con Estados Unidos, le pidió Juan Orlando Hernández al secretario interino de Seguridad de Estados Unidos, Kevin McAleenan.

Kevin McAleenan, secretario interino de Seguridad de Estados Unidos. Archivo/END

El mandatario manifestó su temor ante un potencial "problema social" si esos migrantes se quedan en Honduras, e insistió en que "interesa atacar la raíz de las bandas criminales que se dedican a traficar con personas a lo largo de todo el continente".

Añadió que esas bandas tienen que ser desarticuladas, llevadas a la justicia y extraditadas si se trata de grupos foráneos.

Juan Orlando Hernández viajó a Washington para discutir con McAleenan la migración irregular desde Centroamérica a Estados Unidos.

Estados Unidos ha mantenido reuniones para abordar temas como los flujos regulares y la migración irregular, con Guatemala, Honduras y El Salvador. Ahora se han incorporado Costa Rica, Panamá y Colombia, y se espera que próximamente lo haga Ecuador y México.

El pasado 12 de agosto se dio a conocer que más de 7.400 hondureños tuvieron que abandonar sus comunidades desde 2016 a causa de la violencia, según información del estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos Honduras (Conadeh) en un informe.