• Ciudad de Guatemala, Guatemala |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, decretó este miércoles estado de sitio en varios poblados del país, tras una emboscada de presuntos narcotraficantes a militares que dejó tres muertos, dos desaparecidos y tres heridos.

En consejo de ministros, Morales decretó la medida que restringe varios derechos constitucionales en 20 municipios del nororiente del país, según anunció en un mensaje divulgado por el canal de televisión estatal.

La emboscada ocurrió el martes en el poblado caribeño de El Estor, al noreste de la capital, mientras la unidad militar acudía a investigar el aterrizaje de una aeronave en una pista clandestina, dijo a periodistas Óscar Pérez, vocero del Ejército.

La emboscada dejó tres militares muertos, dos desaparecidos y tres heridos. Foto: AFP/END

Pérez precisó que tres militares fueron asesinados, dos están desaparecidos, tres resultaron heridos y uno salió ileso.

Morales aseguró que los narcotraficantes protegen pistas clandestinas con la colaboración de defensores humanitarios y "pseudo campesinos" para ingresar drogas a Guatemala.

"El Estado de Guatemala repudia los hechos realizados por personas que se escudan en banderas de pseudo defensa de los derechos humanas", aseveró.

Insistió asimismo en la necesidad de dotar al ejército con aeronaves para proteger el espacio aéreo tras la frustrada compra en junio de dos aviones de reconocimiento a Argentina por 28 millones de dólares.

La emboscada dejó tres militares muertos, dos desaparecidos y tres heridos. Foto: AFP/END

La Procuraduría de los Derechos Humanos en un comunicado lamentó y condenó la muerte de los efectivos castrenses y pidió "a las autoridades correspondientes (...) investigar los hechos en el marco de su competencia y dar con los responsables".

Guatemala y el resto de Centroamérica son utilizados por cárteles internacionales que, con ayuda de capos locales, trafican droga y lavan dinero, unas actividades que inciden en la violencia criminal local.