• Nicaragua |
  • |
  • |
  • AFP

El gobierno de Costa Rica anunció este viernes una inversión pública de 9.526 millones de dólares como parte de una estrategia para impulsar la economía y reducir los elevados niveles de desempleo.

La inversión se destinará a proyectos de infraestructura vial, educativa, aeroportuaria y hospitalaria, así como proyectos de energía, salud, seguridad y justicia, informó la ministra de Planificación y Política Económica, Pilar Garrido.

"El desafío nacional más importante es que Costa Rica genere más empleos, crezca más y mejore la situación de todos los hogares", dijo el presidente Carlos Alvarado al presentar la Estrategia Nacional de Crecimiento, Empleo y Bienestar.

El plan fue dado a conocer en momentos de preocupación por el débil crecimiento de la economía costarricense y los altos índices de desempleo.

En julio pasado, el Banco Central revisó a la baja la proyección de crecimiento para este año, a 2,2% desde una previsión inicial de 3,2%, mientras que el desempleo alcanzó 11,9% en el segundo trimestre de 2019.

Garrido detalló que, además de la inversión pública, la estrategia contempla acciones para estimular la inversión privada mediante la agilización de trámites para abrir empresas y créditos para pequeñas empresas turísticas.

También contempla acciones para promover la contratación de personas desempleadas y la simplificación de trámites que dificultan la formalización del empleo.

Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica. Archivo/ENDEl anuncio se da en medio de unas protestas ocurridas el 3 de septiembre para cuando taxistas y otra de educadores, provocaron un caos en las congestionadas calles de la capital de Costa Rica.

Decenas de taxis ingresaron a San José en horas de la mañana, cuando hay mayor tráfico, y circularon a baja velocidad para protestar contra la plataforma de transporte Uber.

Ese día, los taxistas atravesaron la capital hasta la Casa Presidencial, en el sureste, donde algunos manifestantes se encadenaron a los portones de la sede gubernamental.