• Ciudad de Panamá, Panamá |
  • |
  • |
  • AFP

Autoridades de Panamá se incautaron de 1,7 toneladas de cocaína tras una persecución a una lancha rápida en la comarca indígena de Guna Yala, en el Caribe, informó este martes el Servicio Nacional Aeronaval (Senan).

El decomiso se produjo cuando las unidades policiales dieron el alto a una embarcación de dos motores, indicó Eliécer Cárdenas, director nacional de operaciones del Senan. Ante la presencia policial, los tripulantes encallaron la embarcación con la droga y huyeron entre la maleza.

Al abordar la barca, la policía dio con 64 sacos con 1.700 kilos de droga, agregó Cárdenas. En lo que va del año, el Senan ha decomisado 26 toneladas de droga, principalmente cocaína, de las cuales 11 se aprehendieron desde el pasado 1 de julio.

Panamá sirve como puerta de entrada de la droga procedente de América del Sur, principalmente Colombia, con destino a Estados Unidos, el principal mercado consumidor.

En 2018 Panamá decomisó 75 toneladas de droga, 10 toneladas menos a la del año anterior. Panamá decomisó en 2017 al menos 84,6 toneladas de droga, la mayoría cocaína, una cifra récord de acuerdo con los datos oficiales.

En mayo, el Ministerio Público de Panamá investigaba dos casos de decomiso de drogas, la mayoría cocaína hallada en un barco que zarpó de Cuba, que en conjunto superan las dos toneladas de peso, informó una fuente judicial.

Autoridades de Panamá se incautaron de 1,7 toneladas de cocaína. Imagen referencial. Archivo/END

La Fiscalía de Drogas y el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) dieron cuenta de la captura de tres colombianos, no identificados, que llevaban en una embarcación 796 paquetes, de cocaína y marihuana, de aproximadamente un kilo cada uno.

El alijo estaba escondido en una embarcación de nombre Jehova Jireth interceptada a la altura de Jaqué, poblado a orillas del Pacífico, en la provincia selvática de Darién, fronteriza con Colombia.

Por otro lado, en un contenedor llegado a un puerto de Colón, Atlántico panameño, en una embarcación que zarpó de Cuba, la Fiscalía de Drogas y efectivos del Servicio Nacional Aeronaval decomisaron 1.517 paquetes de cocaína, que superan la tonelada y media de peso, declarados como una carga de carbón.

El contenedor tenía como destino final Turquía, con una escala en Rotterdam, Holanda, y por este caso no hubo ningún detenido.